Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Economía

San Valentín genera $1,500 a floristerías

PANAMÁ. Celebrar el Día de San Valentín o del amor y la amistad va más allá de obsequiarle un presente a un ser querido, ya que la activ...

PANAMÁ. Celebrar el Día de San Valentín o del amor y la amistad va más allá de obsequiarle un presente a un ser querido, ya que la actividad genera en promedio unos $1,500 por ese día, dependiendo del negocio.

En el caso de las floristerías, el precio de los arreglos dependerá del tipo de flor y cantidad de estas; es decir, podría oscilar entre $25 a $150.

Por tradición, los arreglos con rosas rojas son los más solicitados por los caballeros; mientras que las damas prefieren obsequiar las flores tropicales o exóticas. Estos arreglos pueden ir acompañados de globos, chocolates, cupcakes, peluches, botellas de vino y anillos de compromiso.

Solo en la ciudad capital hay unas 80 floristerías, 25 de las cuales forman parte de la Asociación de Floristerías de Panamá.

Las flores y follajes en su mayoría provienen de Canadá, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Perú, Tailandia y las locales de la provincia de Chiriquí.

PLANTEAMIENTOS

Víctor Bogantes, presidente de la Asociación de Floristerías de Panamá, cuenta que las ganancias por el Día de San Valentín dependen del poder adquisitivo de las personas, y muy fundamentalmente del día en que se celebra la fiesta, pues si coincide con carnavales o fin de semana, las ventas merman un poco, por lo que en el 2012 el panorama se torna positivo para este negocio.

‘Este año desde que empezó febrero hemos recibido diversas solicitudes de arreglos florales, tanto de personas que están en Panamá como en el exterior’, explicó el propietario de la Floristería Buccaro.

Por su parte, Ileana Briceño, copropietaria de la Floristería Marbella, reconoció que ‘San Valentín es una buena fecha para vender’.

Al igual que Briceño, Bogantes espera que en los próximos días hayan más pedidos, pues los panameños por naturaleza dejan todo para última hora.

COMPETENCIA

La migración de extranjeros con deseo de trabajar cada día es mayor, pues también han incursionado de manera informal en el negocio de las flores, la decoración y las empresas organizadoras de eventos, lo que preocupa al grupo formal del sector.

‘No nos oponemos a la competencia, pues el cliente al final es quien selecciona la floristería y quién le dará el servicio, pero sería justo que ellos (informales) le hagan frente al pago de los impuestos, la utilización de los equipos fiscales, entre otros sistemas para cumplir con los estatutos del país’, dijo Bogantes.

El empresario aclaró que la mayoría de los inmigrantes inmersos en el sector proceden de Venezuela y Colombia, además de que hay panameños que cometen la misma falta.