Temas Especiales

07 de Jun de 2020

Economía

Panamá como segundo hogar

PANAMÁ.. El país se ha convertido en un atractivo para los visitantes de diferentes naciones, no sólo para venir y pasar el rato, pues l...

PANAMÁ.. El país se ha convertido en un atractivo para los visitantes de diferentes naciones, no sólo para venir y pasar el rato, pues la mayoría de los turistas que llegan escogen a Panamá como sitio para establecer una segunda vivienda donde pasar sus años dorados.

El turismo residencial cobró auge a principios del 2000 seguido del boom económico que se vivía en Estados Unidos y la jubilación de unos 80 millones de baby boomers que se retiraron en la década siguiente.

El primer proyecto en desarrollarse fue Valle Escondido, en Boquete, donde los residentes son mayormente estadounidenses.

A partir de allí, empresas como International Living promocionaron al país como una de las principales opciones como segunda residencia.

Los habitantes extranjeros provienen de Estados Unidos, Canadá y Europa. También llegan de Colombia, Venezuela y Ecuador.

Hay dos mercados importantes: los jubilados y los empresarios productivos (personas que buscan un lugar seguro donde invertir.

Ernesto Orillac, subadministrador de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), dice que se promueve una nueva modalidad, c on el fin de atraer a más turistas. Consiste en ligar las residencias a hoteles.

‘Esto hace que la actividad crezca, pues los turistas se hospedan y ven todas las comodidades y facilidades que tiene el residencial’.

En Bocas del Toro, Pedasí, Coclé, playas y montañas del Pacífico se están desarrollando nuevos proyectos para que el turismo residencial continúe creciendo y se siga considerando a Panamá como uno de los mejores lugares para vivir.

El auge permea a otro sectores.

En Boquete, por ejemplo, donde se ha dado el mayor desarrollo, el comercio florece y con ello la economía. Importantes firmas de abogados han abierto sucursales en David para atender las necesidades de los nuevos residentes, mientras se acentúa la presencia de los bancos de capital panameño y extranjero.

También florecen los restaurantes, aseguradoras y supermercados.