Temas Especiales

08 de Aug de 2020

Economía

Aranceles favorecen a los supermercados

PANAMÁ. Con el argumento de abaratar la canasta básica de alimentos, el gobierno ha vuelto a modificar la tabla arancelaria para product...

PANAMÁ. Con el argumento de abaratar la canasta básica de alimentos, el gobierno ha vuelto a modificar la tabla arancelaria para productos importados.

El cambio se hizo público en la Gaceta Oficial 27,147 A, del pasado lunes, y elimina y reduce impuestos a varios productos.

La medida es rechazada por el Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) y productores agropecuarios y levanta suspicacias entre los defensores de los consumidores.

Tras la llegada al poder del presidente Ricardo Martinelli en julio de 2009, el Consejo de Gabinete ha promulgado una decena de reducciones y liberaciones del derecho aduanero a un sinnúmero de alimentos, procesados, frescos y congelados, entre otros.

La oposición en este caso se debe a las desventajas que tendrán las actividades locales, ya sean industriales o agropecuarias en vísperas de la entrada en vigencia del Tratado de Promoción Comercial (TPC).

En esta última modificación al Arancel Nacional de Importación se libera de cualquier pago la entrada a 18 productos, mientras que a otros 28 alimentos se les estableció un derecho aduanero que oscila de 10 a 30%.

Curiosamente, se elimina el arancel a los productos derivados de la carne de pavo, al tiempo que establece un derecho aduanero de 20% para la leche entera, lactosa, lecitina, vitaminas y sales minerales para la alimentación de infantes.

La leche evaporada tuvo una rebaja de 30% y el queso mozarella y café instantáneo, 10%. Otros productos que ingresarán libres de cualquier cargo son los granos: habas verdes, porotos colorados, entre otros.

Ayer, en un comunicado de prensa el SIP manifestó su rechazo a la nueva modificación. Argumentan que tendrá consecuencias negativas para la industria local y los más de 10 mil productores agropecuarios, debido a que se modificaron diversas fracciones arancelarias.

El documento del gremio

señala que el sector industrial estará compitiendo en desigualdad de condiciones al no contar con las mismas partidas arancelarias para las materias primas e insumos de la producción nacional. Adicionalmente, los sectores más afectados, ganadero y agrícola, no estarán en condiciones de competir ni podrán dedicarse a otras actividades productivas en tan corto plazo.

Consideran que la medida es innecesaria, máxime cuando en el TPC con los Estados Unidos ya se incluye un proceso ordenado y transparente de cuotas de importación y reducción arancelaria para estos productos.

VERSIÓN DEL CONSUMIDOR

Pedro Acosta, presidente de la Unión de Consumidores y Usuarios de la República de Panamá, no ve en la modificación arancelaria, una mala idea. No obstante, considera que si no está acompañada de topes a los precios el beneficio solo lo percibirán los importadores y cadenas de supermercado.

‘Panamá ha dejado de ser un país productor para depender de los alimentos importados descuidando su seguridad alimentaria’, concluyó.