Temas Especiales

04 de Dec de 2020

Economía

Sucursales del HSBC, favoritas de narcotraficantes

EEUU. Las sucursales mexicanas de HSBC Holdings Plc eran tan conocidas para los traficantes de drogas como el lugar donde lavar el produ...

EEUU. Las sucursales mexicanas de HSBC Holdings Plc eran tan conocidas para los traficantes de drogas como el lugar donde lavar el producto de las ventas ilegales que los carteles empezaron a usar cajas especiales para acelerar las transacciones, informaron los fiscales estadounidenses.

De 2006 a 2010, el cartel mexicano de Sinaloa y el cartel del Norte del Valle de Colombia movieron más de $881 millones a través de la filial estadounidense de HSBC, señaló Lanny Breuer, asistente del procurador general de la división penal del Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

Breuer, junto con la fiscal general Lorretta Lynch de Brooklyn, Nueva York, anunció esta semana que el banco había acordado pagar como mínimo $1,900 millones para cerrar una investigación sobre lavado de dinero.

‘Estos traficantes no tenían que esforzarse mucho’, dijo Breuer en una conferencia de prensa en Brooklyn. ‘A veces depositaban cientos de miles de dólares en efectivo en un solo día en una sola cuenta utilizando cajas diseñadas para entrar perfectamente en las dimensiones de la ventanilla del cajero en las sucursales mexicanas de HSBC’.

En total, las filiales estadounidenses y mexicanas del banco dejaron de supervisar más de $670,000 millones en transferencias electrónicas y más de $9,400 millones en compras de dólares estadounidenses a HSBC México, explicó Breuer.

El banco más grande de Europa acordó pagar por lo menos $1,900 millones como parte de un acuerdo de enjuiciamiento diferido para cerrar investigaciones sobre lavado de dinero, incluida una multa de $1,250 millones, la mayor que haya pagado un banco, informó Estados Unidos el miércoles. El banco también aceptó pagar $665 millones en multas civiles.

Conforme a un acuerdo de enjuiciamiento diferido, el gobierno permite que un acusado evite los cargos cumpliendo con ciertas condiciones —como el pago de multas— y comprometiéndose a reformas específicas, ya sea con el asesoramiento de un supervisor o con la creación de un panel de supervisión interno.

Los intentos del máximo responsable ejecutivo de HSBC Stuart Gulliver para reducir costos y aumentar la rentabilidad se han visto afectados por las investigaciones estadounidenses y por demandas de indemnización de los clientes británicos. Una comisión del Senado en julio dijo que los laxos controles de los altos ejecutivos de HSBC dieron a los terroristas y los carteles de la droga acceso al sistema financiero estadounidense.

El acuerdo es el más grande a que se haya llegado en los Estados Unidos por cargos como estos, ya que supera los $619 millones en multas que en julio pagó ING Groep NV de los Países Bajos.