Temas Especiales

17 de May de 2022

Economía

El BID recomienda prudencia en el gasto

PANAMÁ. En momentos en que el país vive un boom económico y ejecuta megainversiones, especialmente en el área de infraestructura, el Ban...

PANAMÁ. En momentos en que el país vive un boom económico y ejecuta megainversiones, especialmente en el área de infraestructura, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha reenfocado su estrategia.

Bajo el liderazgo de Tomás Bermúdez, la institución financiera ha escogido intervenir en las áreas sociales por encima de los proyectos de infraestructura. Y todo porque es ‘del Puente de las Américas para allá’ donde hay que cerrar la brecha de desigualdad, dice Bermúdez. De esta manera, ha enfocado su estrategia de país en la intervención en áreas como agua y saneamiento, alcantarillado, salud y educación.

El BID concuerda con las previsiones de crecimiento sobresalientes que instituciones internacionales hacen sobre Panamá y a la vez lanza señales de alerta sobre el manejo de las finanzas públicas, el déficit fiscal y la institucionalidad.

‘Soy un convencido de que Panamá va por muy buen camino, pero tiene tareas importantes por hacer y esas tareas están casi todas relacionadas al área de fortalecimiento institucional y cerrar las brechas. Creo que hay muchas áreas de trabajo para el BID’, agrega.

Según el representante del BID, será difícil mantener el actual ritmo de inversiones en los próximos años. ‘El tema fiscal lo vemos muy de cerca en nuestro diálogo con la República. Le decimos ‘ojo, vas bien pero ten esto en cuenta...’.

El Banco tiene más de 50 años de presencia en Panamá. En ese periodo ha aprobado créditos para proyectos por más de $4,426 millones para el sector público y más de $107 millones para cooperaciones técnicas no reembolsables. En cuanto al sector privado, tiene una cartera activa de $636.3 millones. El monto total de la cartera de proyectos para el sector público es de $835 millones, de los cuales $514 millones están disponibles. Cerca del 27% del saldo por desembolsar está dirigido al sector agua y saneamiento, y el 35% a las áreas de educación e inversión social.

Para Bermúdez el país tiene que empezar a mirar las inversiones de infraestructura que se requerirán en el futuro, las cuales considera vitales para crear conectividad en todo el país.

‘Panamá tiene una logística de primer mundo en términos de puertos, pero muy atrasada en el movimiento de mercancía a lo interno del país’.

Página 4C