Temas Especiales

18 de Apr de 2021

Economía

Acciones al portador provocan divisiones

PANAMÁ. El gremio de abogados parece estar dividido por el proyecto de ley 568, por el cual se inmovilizarían las acciones al portador.

PANAMÁ. El gremio de abogados parece estar dividido por el proyecto de ley 568, por el cual se inmovilizarían las acciones al portador.

Mientras, el Movimiento de Abogados Gremialistas, el Colegio Nacional de Abogados, la Federación Interamericana de Abogados y firmas como Morgan y Morgan, rechazan directamente la iniciativa.

Otras importantes firmas como Arias, Fábrega & Fábrega —la más antigua de Panamá—; Mossack Fonseca &Co., Alemán, Cordero, Galindo & Lee; Alfaro, Ramírez & Ferrer; Galindo, Arias & López; Arias, Alemán & Mora y abogados de Icaza, González-Ruíz & Alemán, están a favor de que se apruebe la medida, así lo confirmó ayer Jaime Alemán, del bufete Alemán, Cordero, Galindo & Lee.

Alemán explicó que en conjunto representan por lo menos la mitad del volumen de sociedades anónimas que se incorporan en Panamá.

‘Están conscientes que es conveniente para nuestra industria y para nuestro país que la ley se apruebe lo antes posible, y que entre en vigencia enseguida’, dijo.

El abogado también pidió que sea eliminado el artículo 27 del proyecto, por el cual la ley entraría a regir dos años después de ser publicada en Gaceta Oficial. Por otro lado, refutó los argumentos que —hasta la fecha— han dado los opositores al proyecto, indicando que el país no perderá competitividad ni la marina mercante se vería afectada, de aprobarse la propuesta.

‘Todos nuestros competidores, sin excepción, han eliminado o inmovilizado las acciones al portador, con lo cual el país no estará en una posición de desventaja competitiva en caso de que la ley sea ratificada’, aseguró el abogado.

Indicó que en el caso de las Islas Vírgenes Británicas, la ley fue aprobada en el año 2005 y, en ese año, se incorporaron 58,000 sociedades y 40,000 en Panamá, lo que —según él— demuestra que no afectó negativamente. En Islas Vírgenes el costo de incorporación es mayor que en Panamá.

En el año 2012, ocho años después de la aprobación de la ley, en el país caribeño se incorporaron 64,000 sociedades (un aumento de más del 10% sobre el total del año 2005), mientras que en Panamá solo se incorporaron 34,000 sociedades (un descenso de 15%, desde el año 2005).

‘Las cifras son contundentes y hablan por sí solas’, aseguró Alemán.

Igualmente desmintió que la marina mercante se vea afectada porque los navieros registrados no tienen acciones al portador.

Alemán también indicó que cuando se aprobaron leyes como la de ‘conoce a tu cliente’, algunos gremios se opusieron argumentando iguales repercusiones, pero nada sucedió.

Cabe señalar que la Federación Interamericana de Abogados indicó que Panamá perdería unos $500 millones anualmente si se aprueba el proyecto de ley 568.

También indican que se perjudicaría el registro de naves.

El Colegio Nacional de Abogados rechazó este proyecto y solicitó que se cree una ley que prohíba a los bancos la apertura de cuentas cuando la sociedad posee acciones al portador.

El proyecto de ley 568 cuenta con el apoyo de la Cámara de Comercio de Panamá, la Asociación Bancaria y la Superintendencia de Bancos, mientras que la Asociación de Ejecutivos de Empresas se opone.

La Estrella consultó al ministro de Economía y Finanzas, Frank De Lima, sobre el avance del proyecto y si atendería el llamado de los grupos para que se elimine el artículo 27, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.