11 de Ago de 2022

Economía

Portugal ejemplifica postura de austeridad

PORTUGAL. Es probable que la postura más flexible de Europa con respecto a la austeridad deba ser repetida en el caso de Portugal el año...

PORTUGAL. Es probable que la postura más flexible de Europa con respecto a la austeridad deba ser repetida en el caso de Portugal el año próximo en tanto su carga de deuda en 120% del PIB exige una concentración mayor en impulsar el crecimiento.

‘Es importante que Portugal sea una historia exitosa’, dijo Rui Serra, economista principal de Caixa Economica Montepio Geral de Lisboa. Portugal está ‘en un límite, socialmente’, y ahora necesita concentrarse en el crecimiento sostenible y no en ‘austeridad más austeridad’, dijo.

Dado que la eurozona integrada por 17 países permanece sumergida en una recesión y experimenta un desempleo récord, los líderes europeos han acordado flexibilizar los plazos para la reducción del déficit. Portugal, cuyos objetivos fueron flexibilizados en septiembre y nuevamente en marzo, enfrenta actualmente un déficit presupuestario de 5.5% del PIB este año y 4% el próximo, en comparación con el pronóstico anterior para 2013 de 4.5% y 2.5% en 2014.

‘Es grande el aprecio por la forma en que Portugal asume estos desafíos sabiendo lo difícil que es y que la economía está mostrando más problemas de los que habíamos previsto’, dijo el 27 de mayo en Lisboa Jeroen Dijsselbloem, el líder del Eurogroup, grupo informal que reúne a ministros de Economía y Finanzas europeos.

Si bien Dijsselbloem dijo que el gobierno todavía no había solicitado otro cambio de plazos y objetivos, es algo que podría tenerse en cuenta en caso de más con tratiempos económicos, dijo.

‘P AÍSES VULNERABLES’

‘Junto con otros países vulnerables, los objetivos nominales para el déficit probablemente se flexibilizarán teniendo en cuenta la situación actual del ciclo’, dijo Mujtaba Rahman, analista de Eurasia Group con sede en Londres, por correo electrónico el 28 de mayo. ‘No obstante, a cambio se solicitarán más reformas estructurales y deberán ser implementadas. Los países aún necesitan ajustar, pero más lentamente, y todavía no hay margen fiscal real ni política monetaria para estimular medidas’.