Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Economía

El fin de la recesión en España

MADRID. La economía española está en camino de despedir la recesión más prolongada de su historia reciente, tal como señalan los mercado...

MADRID. La economía española está en camino de despedir la recesión más prolongada de su historia reciente, tal como señalan los mercados financieros que detectan los primeros síntomas de la llegada del fin de una crisis, apostando por la consolidación de un horizonte de recuperación.

No obstante, es un horizonte sobre la economía real, la cual tiene una aún tasa de desempleo por encima del 25%, y de ahí su definitiva recuperación todavía está lejana, señaló ayer, domingo, el diario El País.

Sin embargo, las primeras señales positivas radican en las acciones de las compañías que cotizan en Bolsa, que mantienen una tendencia alcista, y el índice español es el de mejor comportamiento de los mercados de su entorno.

En suma, el Instituto Nacional de Estadística, Bloomberg y Eurostat coinciden, dice El País, en que la Bolsa española, al pasar esta semana la cota de los 10,000 puntos, atesora la mayor revalorización: un 23% en lo que va de año.

La prima de riesgo ronda los 240 puntos básicos, que es la diferencia de rentabilidad con el bono alemán mas corta en dos años, mientras que el Tesoro Público paga menos del 1% por financiarse a un año.

Pese a que los inversores ven el inicio de la recuperación, la mayoría de los ciudadanos no la contemplan así, sobre todo cuando están condicionados al alto paro, las deudas, los recortes y las bajadas salariales, resalta hoy el rotativo español en un amplio reportaje que ha tenido eco en toda la prensa nacional.

Otros factores a favor de la recuperación son el alza de las exportaciones, donde la venta de mercancías creció 30% desde 2010; el buen momento del sector turístico o una inflación contenida con una subida del IPC de sólo 0.3% y, sobre todo, el bloqueo a la destrucción de empleo.

Al mismo tiempo, la balanza exterior concluirá el año en superávit, y este pasado verano, indica el Banco de España, se acababa la recesión.

Pero el periódico El País señala también que el lento crecimiento, con un Producto Interno Bruto que avanzará menos del 1% en 2014, el alto paro, el endeudamiento público, así como la falta de créditos o la precariedad del empleo, y el menor poder adquisitivo son también condicionantes negativos para una total recuperación de la economía española.