Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Economía

Planilla estatal levanta suspicacias

Analistas locales aseguran que el gobierno de turno tiene prácticas proselitistas.

Planilla estatal levanta suspicacias
En un mes, la LNB contrató a 262 funcionarios.

El nombramiento de 9,108 funcionarios nuevos solo en enero de 2014, como revelan las cifras de la Contraloría General de la República, genera suspicacias entre economistas, abogados y financistas locales, debido a que coincide con la cercanía de las elecciones políticas.

La cifra representa una elevación aproximada del 5% de la planilla estatal, que pasó de unas 194,361 personas en enero a 203,460 en febrero de 2014. Este aumento representa un costo mensual adicional de 7.7 millones de dólares.

Para el economista Horacio Estribí, el abultamiento repentino de la planilla de empleados públicos ‘obedece estrictamente a puestos o favores políticos, en donde la administración gubernamental de turno utiliza fines proselitistas, para ganar votos, irrespetando así la ley de Carrera Administrativa. La ley de Carrera Administrativa surgió con la administración de Ernesto Pérez Balladares; pasó a la de la presidenta Mireya Moscoso y luego, con Martín Torrijos, hasta la fecha’, recordó Estribí.

‘Lastimosamente, en Panamá no hay tope para la cantidad de contratación de funcionarios, pero tampoco se cuenta con guías sobre el perfil que debe llenar la persona que ocupará un puesto equis, ni las obligaciones y funciones que tiene que cumplir y desempeñar esa persona’, mencionó el también exdirector de Planificación del Ministerio de Economía y Finanzas.

Adolfo Linares, expresidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, comentó al respecto que ‘esto lo debe explicar el propio gobierno, ya que, de no hacerlo, provocaría la suspicacia general de que dichos nombramientos se hicieron por razones políticas, lo cual, de demostrarse, sería un delito electoral. Ahora bien, con un fiscal electoral ciego, sordo y mudo, poca esperanza tiene la ciudadanía que cosas como esta, que a ojos vista resultan, no puede ser más obvio y notorio’.

En tanto, David Saied, presidente de la firma Platinum Consulting y quien fungió como director de Políticas Públicas del Ministerio de Economía y Finanzas, lo considera ‘preocupante, ya que esto puede tener efectos de influir sobre el voto y va a poner presión excesiva en las finanzas públicas’.