Temas Especiales

19 de Jan de 2021

Economía

UAF debe respetar legislación panameña

Compartir información confidencial de la Unidad de Análisis Financiero (UAF) de Panamá es un delito penado por la ley

Compartir información confidencial de la Unidad de Análisis Financiero (UAF) de Panamá es un delito penado por la ley. El Decreto Ejecutivo N° 78 del 5 de junio de 2003, que crea la UAF, establece claramente quiénes pueden recibir la información y bajo cuáles circunstancias. Solo el procurador de la Nación, funcionarios autorizados por la Superintendencia de Bancos de Panamá y ‘entidades homólogas’ de otros países ‘previa firma de memorandos de entendimiento u otros acuerdos de cooperación’ pueden tener acceso a su trabajo.

El sistema es sencillo. La UAF procesa información y, si considera que hay indicios de delito, lo comunica a las autoridades como guía de investigación. No deben compartirla con medios de comunicación. Hacerlo pone en entredicho la credibilidad de la institución e incluso del sistema bancario panameño, manifestó ayer Victoria Figge, primera directora de la UAF, en Telemetro Reporta.

‘No hace mucho hubo un informe del Fondo Monetario Internacional que no habló muy bien de Panamá’, señaló Figge. ‘Este tipo de situación no hace más que agravar y darle la razón’, acotó.

La UAF está adscrita al Consejo de Seguridad y forma parte del Órgano Ejecutivo. Su trabajo es recabar información de entidades públicas y privadas y analizarla para detectar lazos con actividades ilícitas.