Temas Especiales

19 de Jan de 2021

Economía

KLM conectará Europa con el Caribe usando biocombustible

La aerolínea holandesa prepara la llegada del Airbus 330-200 potenciado por biocombustible a Aruba

Durante los próximos seis meses, el Airbus 330-200 de la aerolínea KLM, que opera la ruta entre Amsterdam y los destinos caribeños de Aruba y Bonaire, será impulsado por biocombustible, informó la oficina local de la aerolínea holandesa.

La utilización de este biocombustible, producido por ITAKA y suministrado por la empresa SkyNRG, marca otro importante paso en el camino hacia una aviación más sostenible, contribuyendo a la reducción de emisiones de carbono y consumo de combustible, gracias a las mejores prestaciones de los motores y la utilización de aviones más ligeros.

Camiel Eurlings, presidente de KLM manifestó su orgullo ‘de que una vez más KLM esté demostrando su papel pionero en el desarrollo y comercialización de combustibles de aviación sostenibles’ junto con los nuevos socios de la Comisión Europea y Airbus.

Esta serie de vuelos impulsados por biocombustibles a Aruba y Bonaire le dan continuidad a los vuelos a Nueva York del año pasado y a la puesta en marcha de la colaboración con Bioport Holanda, por el cual recientemente recibieron un premio de Biosostenibilidad, para ser clasificados, junto con Air France, como la aerolínea más sostenible por noveno año consecutivo.

El gigante holandés también cooperó con el Fondo Mundial para la Naturaleza en los Países Bajos, expandiendo la alianza que firmó en 2007 para promover la aviación más sostenible.

Recientemente, el Programa Corporativo de Biocombustibles de KLM incorporó a dos nuevos aliados: Friesland Campina y Ricoh. Esto permitirá, según el comunicado, volar con utilizando un porcentaje de biocombustible sobre la capacidad total del vuelo, o en rutas específicas, estimulando de este modo el desarrollo de combustibles ecológicos y la reducción de la huella de carbono de la industria de la aviación.

ESTRATEGIA

KLM y el gobierno holandés eligieron a Aruba y Bonaire como el mejor destino para estos vuelos porque ambas islas tienen una agenda de alta sustentabilidad, con el objetivo de ser neutrales en la utilización de las emisiones de dióxido de carbono para el año 2020.

La Comisión Europea y KLM utilizarán estos vuelos para demostrar el potencial de los biocombustibles en los viajes en avión y su contribución a la reducción del impacto ambiental de la aviación.

La Comisión Europea apoya el proyecto a través del financiamiento de becas de investigación, cuyo objetivo es la entrega de innovadores desarrollos tecnológicos y la demostración por primera vez de la cadena de valor completa. Contemplan la producción, distribución y uso de biocombustibles en la aviación, acortando así el tiempo de comercialización de soluciones nuevas y más limpias. Esto hará que la comercialización de las fuentes alternativas de energía para el transporte aéreo sea cada vez más accesible.

BIOMETRÍA

Una vez arribe el vuelo inaugural a Aruba, la aerolínea hará una demostración de su proyecto de biometría y pre-autorización combinados, que permiten a los pasajeros escanear su pasaporte y tarjeta de embarque a su llegada al aeropuerto de Aruba, y vincular esto a una fotografía de su rostro.

Los pasajeros pueden entonces continuar con todos los pasos en el aeropuerto (entrega de equipajes, control de fronteras y embarque) simplemente mostrando su rostro a una cámara y después de subir al avión. Este proyecto está configurado para darse inicio a finales de 2014 por un pequeño grupo de pasajeros que viajan desde Aruba a Europa.

DESAFÍO ARUBA VERDE

KLM y el país caribeño lanzaron el desafío ‘Aruba Verde’, una iniciativa innovadora dirigida a la búsqueda de ‘soluciones sostenibles para un mundo mejor’ que se puedan implementar en Aruba con el apoyo de KLM. En abril, la aerolínea desafió a locales isleños a enviar sus propuestas a la plataforma greenaruba.klm.com .

La iniciativa demuestra la sinergía entre Aruba, con la ambición de convertirse en un país neutral en emisiones de dióxido de carbono para 2020, y la ambición de KLM por reducir las emisiones de CO2 en un 20% en 2020.

Los desarrolladores de los cinco mejores conceptos pasaran dos semanas en Aruba con el fin de garantizar que el concepto pueda ser implementado tan pronto sea posible.