Temas Especiales

31 de May de 2020

Economía

Nike y Adidas, en un clásico comercial en la Copa Mundial

Las compañías, que son fabricantes de indumentarias deportivas, se disputan las ventas

Nike y Adidas, en un clásico comercial en la Copa Mundial
Adidas es una marca especializada en ropa y accesorios deportivos.

La puja comercial que rodea a la Copa del Mundo es de una virulenta intensidad, con las compañías fabricantes de indumentaria deportivas decididas a exprimir al máximo la oportunidad que se les presenta cada cuatro años para penetrar de lleno en el mercado del fútbol en todo el planeta.

Los futbolistas, sus botas y uniformes estarán en despliegue para miles de millones de espectadores en el mundo durante un periodo de un mes a partir de la próxima semana. Nike quiere asegurarse que los aficionados no pierdan de vista su logo con isotipo o swoosh . ¿Adidas? Esas tres rayas. Para Puma es el gato. ‘Se trata del Mundial. Es un partido de vida o muerte. Todo o nada’, comentó Peter Hong, el director de mercado de Adidas en alusión a la competencia fuera de las canchas en Brasil.

La consecuencia será una oleada de anuncios publicitarios, campañas en las redes sociales, gente famosa y productos que van más allá de la venta de camisetas y botines. Nike es la marca deportiva líder en el mundo, pero su escolta Adidas siempre se ha aferrado al fútbol. En años recientes, la estadounidense Nike ha desafiado a su rival alemán en el sector y el año pasado logró facturar casi $2,000 millones en ventas relacionadas al fútbol. Se estima que las ventas de Adidas alcanzaron alrededor de los 2,400 millones y para este año -con el Mundial- la compañía podría fijar un récord con 2,800 millones.

El fútbol siempre ha sido el niño mimado de Adidas: su fundador Adi Dassler elaboró el primer par de tacos de fútbol de la empresa en 1925. Adidas es también patrocinador oficial del Mundial, con un acuerdo que dura hasta 2030.

Como parte del vínculo, Adidas se ha encargado del diseño del balón de cada torneo desde 1970. El de este año se llama Brazuca, y ya superó en un 30% las ventas de la Jabulani de la pasada edición. Mientras, Nike se trata de abrir paso, luego de entrar en el fútbol apenas en 1994.