17 de Sep de 2021

Economía

Pérdidas por inundaciones alcanzan los 10,500 quintales

Las autoridades advirtieron que los precios de los alimentos no deben aumentar porque las afectaciones fueron mínimas

Pérdidas por inundaciones alcanzan los 10,500 quintales
Las pérdidas incluyen plantones de cebolla de invernaderos que ya se deberían estar trasplantando.

Las pérdidas por las recientes inundaciones en Tierras Altas, provincia de Chiriquí, totalizaron 10,500 quintales entre papa, lechuga, repollo y apio, según reportes oficiales.

El ministro de Desarrollo Agropecuario, Jorge Arango Arias, dijo que no habrá desabastecimiento porque las pérdidas en la parte productiva no fueron lo suficientemente cuantiosas, si se comparan con el volumen que se produce en la provincia de Chiriquí.

‘Las inundaciones se dieron sólo en el cauce del río Chiriquí Viejo y no en las laderas, que es donde está la mayor parte de la siembra’, acotó el titular del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA).

Arango informó que también se afectaron un millón de plantones de invernaderos, que ya se deberían estar sembrando con productos como cebolla, apio, papa, brócoli y coliflor.

‘Este tema nos va a llevar un poco más de tiempo restablecerlo porque se hace en viveros, pero no es significativo como para pensar en un desabastecimiento’, resaltó Arango.

Las autoridades se encuentran cuantificando las pérdidas económicas con los inventarios de la cosechas e invernaderos afectados, para poder resarcir a los productores y que puedan empezar a producir lo antes posible.

Datos estadísticos arrojan que en Cerro Punta y Boquete se produce el 90% del repollo a nivel nacional, el 95% de lechuga a nivel nacional y el 88% de la zanahoria a nivel nacional.

ESPECULACIÓN

Referente a la posible alza de precios de algunos alimentos que se producen en Tierras Altas, el jefe de la cartera agropecuaria advirtió que ‘el juega vivo nos va a tomar muchísimo tiempo eliminarlo en este país, todo el mundo quiere aprovecharse, lamentablemente es una cuestión cultural’.

El alto funcionario insistió que no hay ninguna justificación para que alguno de los productos agropecuarios afectados con esta catástrofe suba su precio.

‘Desafortunadamente, no tenemos cómo controlar el juega vivo, siempre habrá personas que quieran aprovecharse de estas circunstancias, aunque no haya ninguna justificación para hacerlo’, señaló.

El Gobierno Nacional ya restauró los caminos y carreteras a través del Ministerio de Obras Públicas y ya se está reubicando a los productores que perdieron sus viviendas por las fuertes lluvias y el desbordamiento del río Chiriquí Viejo.

Las inundaciones dieron como resultado 9 muertos, 17 personas damnificadas, 120 personas afectadas, 5 viviendas destruidas y 20 con daños parciales.

PLANES Y POLÍTICAS

El Ministerio de Desarrollo Agropecuario tiene entre sus planes, además de atender a los productores en este tipo de desastres, hacer rentable la producción de alimentos.

En los últimos años, no ha habido políticas públicas para incentivar la producción agrícola en el país; por ende, han disminuido las superficies sembradas, aunado a un temor del productor por el fenómeno de El Niño.