07 de Ago de 2022

Economía

Panamá es el país con mayor avance en implementación

La ley extraterritorrial de Estados Unidos ‘FATCA’ implica cambios en los sistemas que emplean las instituciones financieras

Panamá es el país con mayor avance en implementación
Unas 451 entidades financieras e stán dispuestas a dar información a EEUU.

Por ser el centro financiero por excelencia de América Latina, Panamá es el país que está más avanzado hacia la implementación de la FATCA (Foreign Account Compliance Tax Act), ley de Estados Unidos para el intercambio de información tributaria.

Así lo dio a conocer el director de servicios fiscales internacionales de McGladrey, Edgar Lopezlena, quien advirtió que los otros países no están al mismo grado de Panamá con miras a la implementación de la mencionada ley el próximo 1 de enero de 2015.

‘Según el grado de negociaciones, Honduras sería el país, después de Panamá, que ha hecho más labor en el tema. Los demás países están a la expectativa de ver si esto cambia, y no creo que eso vaya a pasar’, agregó el especialista.

FATCA o ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras es un paquete legislativo de Estados Unidos que exige que las empresas americanas que hacen pagos a empresas extranjeras retengan un impuesto del 30% sobre esos pagos y se lo entreguen, salvo que esas empresas extranjeras se registren y entreguen información sobre sus cuentahabientes o sobre sus accionistas americanos.

Julio Aguirre, de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), señaló que sólo falta la firma del acuerdo de reciprocidad para que los intermediadores conozcan los deberes y obligaciones que atenderá el regulador local, que recaería en la figura de la Autoridad Nacional de Ingresos Públicos (ANIP).

‘Una vez se firme el acuerdo, las entidades financieras sabrán cuáles son sus responsabilidades y les correspondería esperar cuáles serían los requisitos que hay que reportar y cómo reportarlos’, informó.

A junio, un total de 451 entidades financieras en Panamá habían dado su visto bueno para compartir información de sus cuentahabientes con el fisco estadounidense.