12 de Ago de 2022

Economía

Debate sobre salida de Grecia del euro

La única reacción oficial del Gobierno ante polémico debate ha sido una declaración del portavoz adjunto, Georg Streiter.

Debate sobre salida de Grecia del euro
Se esperan reacciones y toma de decisiones esta semana.

La posibilidad de que Alexis Tsipras gane las elecciones generales en Grecia el 25 de enero y que lleve a su país a interrumpir el curso reformista han llevado a que en Alemania se reabra el debate sobre una posible salida griega del euro.

El debate lo lanzó un artículo que sacó la revista ‘Der Spiegel’ en su edición de hoy, según el cual el Gobierno alemán considera una salida de Grecia de la eurozona como ‘inevitable’ en caso que el izquierdista Tsipras, tras ganar las elecciones, ponga fin al curso reformista.

La revista se apoya en ‘círculos del Gobierno’ que sostienen que tanto la canciller, Angela Merkel, como el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ven ahora viable una salida de Grecia del euro.

Pese a que no ha habido confirmación oficial de esa postura, y que la respuesta que se escucha en los departamentos de prensa de la Cancillería y del Gobierno es que no hay porque responder a preguntas hipotéticas, la información ha desatado ya reacciones encontradas.

Así, por ejemplo, el partido La Izquierda, principal agrupación de la oposición, acusó al Gobierno de Merkel de estar chantajeando a los griegos con amenazas veladas, expresadas a través de filtraciones a los medios de comunicación, para influir en las elecciones del 25 de enero.

El líder de La Izquierda, Bernd Riexinger, calificó la información de ‘Der Spiegel’ como fruto de ‘una indiscreción intencionada’. ‘Con esta indiscreción intencionada el Gobierno está lanzando una bomba que agrava la crisis griega. Se trata de un chantaje evidente para desestabilizar a Grecia antes de las elecciones’, dijo Riexinger a la edición digital del periódico económico ‘Handelsblatt’.

De parte de los euroescépticos de Alternativa por Alemania (AfD) ha habido en cambio satisfacción, y el presidente de ese partido, Bernd Lucke, dijo que al fin, aunque tarde, Merkel y Schäuble parecían haber reconocido los errores.

En todo caso, la disposición a aceptar que Grecia deje el euro implica un cambio de la posición alemana que se debe, según ‘Der Spiegel’, a que los progresos que se han hecho en la eurozona desde el punto álgido de la crisis en 2012.