Panamá,25º

20 de Nov de 2019

Economía

Cobranzas del Istmo recibió comisiones fuera de contrato

Un documento al que tuvo acceso La Estrella de Panamá revela que la empresa facturó comisiones de 30%, asignadas a facturas de 30 meses

Entre 2010 y 2014, la empresa Cobranzas del Istmo, S.A. facturó y cobró al Estado panameño comisiones millonarias por tramitar deudas morosas, en virtud de un contrato firmado en 2010. Pero muchas de las cuentas gestionadas nunca debieron llegar a sus manos y las comisiones cobradas superaron con creces lo que realmente le correspondía, según lo establecido en el contrato.

Documentos a los que obtuvo acceso La Estrella de Panamá revelan que la empresa facturó comisiones del 30% por la gestión de más de 30 cuentas que tenían vencimiento menores a los 30 meses.

Esto iría en contra de lo pautado en el contrato 100 del 25 de agosto de 2010, publicado en La Gaceta Oficial Digital 26620 de 14 de septiembre de 2010, que indica que la empresa debía recibir comisiones de hasta un 30% en concepto del cobro de ‘impuestos, tasas o contribuciones de los contribuyentes con morosidad de 30 meses en adelante’.

En el caso particular de la empresa estatal Tocumen, S.A., Cobranzas del Istmo, S.A. recibió comisiones por cuentas que habían vencido apenas tres meses antes.

Por ejemplo, el 20 de diciembre de 2013, la empresa recibió un pago de $2.2 millones de dólares, por gestionar el cobro de una deuda de $7.2 millones de la empresa Tocumen S..A., con fecha de vencimiento al 30 de septiembre de 2013, Es decir, la empres recibió el 30% de comisión por el cobro a una cuenta del Estado a la que le faltaba 27 meses antes de la fecha que estipulaba el contrato.

Asimismo, el 13 de noviembre de 2013, Cobranzas del Istmo recibió el pago de otra comisión por $1.6 millones por lograr que Tocumen S.A. pagara una deuda de $5.3 millones que había vencido el 30 de junio de ese mismo año, 25 meses antes de los 30 meses.

Los ejemplos como este abundan en el informe preliminar de comisiones pagadas a Cobranza del Istmo, S.A., por el cobro de impuestos a Tocumen, S.A.

En total, la empresa recibió, entre noviembre de 2013 y julio de 2014, $21.8 millones en comisiones solo por tramitar el pago de cuentas morosas a Tocumen, S.A, empresa cuyas acciones pertenecen en un 100% al Estado panameño.

Las deudas de Tocumen S.A. , que administra la principal terminal aérea del país, correspondían al pago de Impuestos de Traslado de Bienes Materiales y Servicios (ITMBS), Impuesto sobre la Renta e Impuestos Inmuebles de periodos fiscales anteriores a 2013.

Opinan

Eran cobros muy simples y no había razón de asignársele a un grupo de auditores privados, señaló a La Estrella de Panamá el abogado tributarista José Javier Rivera. ‘ A través de una carta de entidad a entidad se hubiera podido realizar este cobro ’, indicó el mismo abogado.

Para Rivera, es impensable que se le haya fugado a Luis Cucalón, entonces a cargo de la Autoridad Nacional de Ingresos Públicos (ANIP), semejante ‘elefante’ y sostiene que éste debe ‘responder penal y patrimonialmente por este descalabro’.

Según el abogado, el contrato que asignaba a una empresa privada los cobros del Estado nunca debió darse. Se trata de una postura compartida por el abogado Miguel Antonio Bernal, quien en su momento pidió a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) la nulidad del mismo contrato.

Según Bernal, corresponde ahora a las autoridades determinar el grado de participación, por acción u omisión, de cada uno de los funcionarios ligados a la antigua Autoridad Nacional de Ingresos Públicos (ANIP), hoy nuevamente DGI.

La Estrella de Panamá intento, sin éxito, contactar a Magali Ramos, gerente de la empresa Cobranzas del Istmo, S.A. Su secretaría la excusó diciendo ‘que se encontraba en una reunión’, al momento de nuestra llamada telefónica.

DETALLES DE CONTRATO

El contrato 100 del 25 de agosto de 2010, establecía que la empresa cobraría una comisión de acuerdo con el tiempo transcurrido tras el vencimiento —morosidad— de las cuentas.

En caso de cuentas vencidas entre 12 a 18 meses antes, se cobraría un 15% de comisión; si la morosidad era de entre 18 a 24 meses, la comisión sería del 20% ; si fuera entre 24 y 30 meses, la comisión iría por el 25%. Si el vencimiento superaba los 30 meses, la comisión sería del 30%.

El acuerdo entre las dos partes autorizaba a la empresa gestora de cobros a recuperar solamente las carteras morosas que excedían los 12 meses, e incluía todos los impuestos.

Cobranzas del Istmo solo podía cobrar a los contribuyentes morosos que le asignara la DGI, en cuentas que serían escogidas de manera aleatoria a través del sistema de cómputo de la DGI, de acuerdo a la cuantía de la cuenta, la antigüedad y el domicilio del moroso.

Esto indica que fue la DGI la que solicitó a Cobranza del Istmo, S.A., el cobro de impuestos a Tocumen, S.A.

El contrato en mención fue elaborado por la Dirección General de Ingresos (DGI), adscrita al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), y firmado por Luis Cucalón, entonces director de la DGI (antes de que esta pasara a ser ANIP), Gioconda de Bianchini, contralora General de la República y Magaly Ramos, presidente y representante legal de Cobranzas del Istmo S.A., empresa inscrita en el registro público con ficha 433694, rollo 46668 e imagen 1.

Al momento de la firma del contrato, se mantenía una alianza política entre el partido Cambio Democrático y el Partido Panameñista.

En ese entonces el ministro de Economía y Finanzas era Alberto Vallarino, el viceministro de Finanzas, Dulcidio de La Guardia y el viceministro de Economía, Frank De Lima. S.A.

==========

‘Cucalón, con (Ricardo) Martinelli y Vallarino fueron los artífices de CI’,

MIGUEL ANTONIO BERNAL,

ABOGADO