Temas Especiales

26 de Jul de 2021

Economía

Ordenan secuestro a Cobranzas del Istmo, S.A., por defraudación

Una auditoría realizada por la DGI encontró que, entre 2012 y 2013, la empresa evadió impuestos por $4.7 millones

Ordenan secuestro a Cobranzas del Istmo, S.A., por defraudación
El 1 de abril de 2015, la DGI ordenó el allanamiento de la empresa Cobranzas del Istmo, S.A.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), a través de la Dirección General de Ingresos (DGI), ordenó el secuestro de bienes inmuebles, cuentas corrientes, depósitos, plazos fijos y cualquier cuenta bancaria de la empresa Cobranzas del Istmo, S.A. (CISA), luego de que una auditoría encontrara indicios de defraudación fiscal en el pago del impuesto sobre la renta correspondiente a los años 2012 y 2013.

El monto del secuestro a la empresa, contratada por la DGI para gestionar sus impuestos morosos entre 2012 y 2014, asciende a $42.8 millones.

Para fijar esta medida cautelar, la DGI se basó en un informe preliminar del Departamento de Auditoría y Fiscalización, que establece que $4.7 millones es la suma nominal que la empresa ha dejado de pagar en concepto de impuestos durante los dos periodos mencionados.

La diligencia a la que tuvo acceso La Estrella de Panamá , firmada por el director de ingresos, Publio Cortés, se produjo como resultado de la mencionada auditoría, que determinó que en la declaración de renta de 2012, en la línea ‘‘otros gastos”, se dedujo la suma de $3.7 millones por un supuesto contrato con la sociedad anónima Tierra Securities, LTD, con RUC 404016-1-424872.

La misma fórmula se aplica en la declaración de renta del año 2013, en la que, también dentro de la línea ‘‘otros gastos”, CISA dedujo $12.7 millones, por supuesto contrato con Pomegranate, Corp, con RUC 454610-1-432084.

En ambos casos, la deducción guarda relación con una supuesta pérdida en la venta de una cartera e inversiones.

Dichas deducciones corresponden a la adquisición de cuentas por cobrar, por parte de CISA, a Tierra Securities, LTD y Pomegranate Corp.

Según el documento de la DGI, la gestora de cobros alegó no haber podido recuperar la gran mayoría de las cuentas, por lo que fiscalmente dedujo las pérdidas en inversión por los montos antes señalados.

Lo más curioso es que la auditoría revela que Tierra Securities, LTD ni siquiera se encuentra en el sistema como contribuyente, es decir, que no refleja una operación comercial para los efectos fiscales.

INDICIOS DE SIMULACIÓN

Esto muestra ‘un alto indicio de simulación en la deducción (de gastos) que se aplicó CISA. Resulta muy difícil aceptar la supuesta cuenta por cobrar que Tierra Securities, LTD vendió a CISA', sustenta la orden de secuestro emitida por la DGI.

Estas no fueron las únicas irregularidades que reveló la auditoría. Por ejemplo, CISA emitió cheques de Multibank Inc (cuenta No 10012126453) por $9.4 millones para abonar un préstamo a la empresa Langton International Holding, LTD, la cual tampoco se encuentra registrada como contribuyente.

Pero la DGI aseguró no haber encontrado en los estados financieros del 2013 registros de ningún préstamo por pagar a esta empresa, lo que genera dudas sobre la legitimidad del pago de los $9.4 millones.

La situación se agrava aún más por el vínculo entre CISA y Langton International Holding, LTD, empresa que actuó como garante de la línea de crédito otorgada por Multibank a CISA —por un monto de $500 mil—, y utilizada para la fianza presentada por la empresa como respaldo a su contrato con la DGI.

OTRAS GARANTÍAS

La investigación de la DGI añade que Cristóbal Humberto Salerno Ballesta, propietario original de CISA, puso también otras garantías para las fianzas que respaldan el contrato con el Estado, como es el caso del local E del edificio H20 On The Ocean, propiedad de Inmobiliaria H2O E. S.A.

La auditoría concluye que la defraudación fiscal de CISA durante los años 2012 y 2013 suma $4,762,396.91.

Al respecto, la Ley establece que, de comprobarse la defraudación fiscal, el contribuyente no solo tendrá que pagar la suma defraudada, sino también una multa por un mínimo equivalente a entre 5 y 10 veces la evasión fiscal.

En virtud de lo anterior, se estableció una multa equivalente a ocho veces la evasión fiscal, por $42,861,572.19

La DGI aprobó una medida cautelar de secuestro sobre los bienes inmuebles, cuentas corrientes, depósitos a plazo fijo y cualquier cuenta bancaria de CISA, Tierra Securities LTD S.A., Pomegranate Corp, Langton Onternational Holding S.A. y Mezzogramo S.A.

A estas irregularidades se suma que el día en que se allanó la empresa, la DGI constató que alguien estaba destruyendo documentos con una máquina trituradora de papel instalada en la oficina de la gerencia.

Finalmente, dijeron las autoridades de la DGI, se encontró que el 1 de abril de 2015, cuando se allanaron las oficinas de la empresa, CISA canceló su aviso de operaciones No. 4343200308 ante el Ministerio de Comercio e Industrias.

==========

MONTO DE LA EVASIÓN FISCAL

Entre 2012 y 2013 la empresa busco fórmula para evadir impuestos.

$4.7 millones es el monto estimado que dejó de pagar la empresa en su declaraciones de renta entre 2012 y 2013.

$42.8 millones es el monto que tendría que pagar la empresa por este delito, de acuerdo con lo que establece la ley.