Temas Especiales

10 de May de 2021

Economía

La enorme vanidad de Jenner

Con la historia de Caitlyn Jenner -- personalidad de la televisión y atleta olímpica formalmente conocida como "Bruce" hay que tomar lo ...

Con la historia de Caitlyn Jenner -- personalidad de la televisión y atleta olímpica formalmente conocida como "Bruce" hay que tomar lo bueno con lo malo.

Es positivo que una persona que dice haber vivido su vida entera en una mentira y con secretos pueda sentirse finalmente libre para ser ella misma, y que todo el que se sienta igual se consuele y se inspire con el ejemplo.

Es negativo que algunos reaccionen en forma que podría calificarse de idiota, si no fuera por el hecho de que algunas de las cosas que se dijeron insultarían la inteligencia de los idiotas. El rapero Snoop Dogg se refirió al ‘proyecto de Ciencias Bruce Jenner.'

Por supuesto, no todo el que se somete a una transformación de género cuenta con el aterrizaje blando que proporciona el dinero y la fama, donde se lo elogia como ‘héroe' y puede zambullirse en una pila de efectivo con tapas de revistas, programas realidad, posibles contratos para libros, tarifas de conferencias más altas, patrocinio de productos, etc. Más a menudo, significa desempleo crónico, ser rechazado por la familia, dificultad para hacerse amigos y hasta una mayor probabilidad de suicidio.

Tras ganar la medalla de oro en el decatlón en Montreal, en el año 1976, Jenner acabó en una caja de cereal Wheaties y ganó millones de dólares como actor, en el circuito de conferencias, en avisos comerciales y con diversos negocios, todo ello antes de introducirse por casamiento en la familia Kardashian, que tiene una insaciable avidez por figurar en los medios y es en parte, un show de feria y en parte, un cajero automático.

Ese capítulo en la vida de Jenner no puede haber sido saludable. Por medio de su programa realidad, el suministro de noticias a los pasquines sensacionalistas y los negocios de patrocinio de productos, la primera familia de la TV realidad demostró que la fama puede corromper tanto como el dinero o el poder.

Las Kardashian cuentan con las tres cosas. La cadena E! recientemente renovó el contrato de ‘Keeping Up with the Kardashians,' por el que la familia obtuvo, según se dice, $100 millones por cinco años más.

Sin duda, a nadie debe importarle que una persona quiera transformarse de un género al otro, excepto que Jenner --al conceder una entrevista a Diane Sawyer, de ABC News, y posar para una historia de tapa de 22 páginas con numerosas fotos en Vanity Fair-- parece determinada a que le importe a todo el mundo.

Y en nuestra cultura de ‘mírenme', eso engorda los bolsillos. Jenner pronto tendrá un docu-drama propio de ocho partes. ‘I Am Cait' se estrenará el 26 de julio en E!

Cuando se trata de llamar la atención y de la auto-adoración, no es fácil seguir el tren de las Kardashian. Pero Jenner parece decidida a intentarlo.

‘Estoy tan contenta tras una lucha tan larga de vivir mi ser verdadero. Bienvenida al mundo Caitlyn. No puedo esperar a que ustedes la/me conozcan,' envió Jenner en un tweet desde una nueva cuenta de Twitter, después de que se publicara la cubierta de Vanity Fair. Su cuenta se disparó de cero a 1 millón con tal velocidad como para pasar a formar parte del Guinness Book of World Records.

Para celebrar la ocasión, expresó en un tweet: ‘Otro récord mundial Jenner, ¿Y a los 65? ¡Quién lo hubiera pensado! Humilde y honrada por haber alcanzado 1M de seguidores en 4 horas. Gracias por su apoyo.'

¿Humilde? ¿En serio? ¿Figura, acaso, esa palabra en el vocabulario de cualquiera conectado con las Kardashian? Nada de lo que hizo Jenner, o la forma en que está reaccionando, parece impulsado por la humildad.

Antes de ser Caitlin, el valor de Jenner era de $100 millones. Los expertos de marketing calcularon que, cuando se hayan explorado todas las oportunidades futuras, Jenner podría valer unos $500 millones en unos pocos años.

‘No lo hago por dinero. Lo hago para ayudar a mi alma y ayudar a la demás gente,' dijo Jenner a Vanity Fair. ‘Si puedo ganarme un dólar, sin duda no soy tonta. [Tengo] pagos de la casa y otro tipo de cosas. Nunca me disculparé por algo así. Sí, es un negocio.'

No, Jenner sin duda no es estúpida. Sin embargo, parece mucho más atractiva externamente que internamente. Aparentemente, se puede cambiar una parte mucho más fácilmente que la otra.

Algunos creen que el ser ‘transgénero' es un ‘desorden mental' que debe ser tratado. No lo creo. ¿Saben cuál es el ‘trastorno mental'? El narcisismo. La adoración en el altar del Yo, de Mí, de Mi mismo.

Bruce lo sufría. Tras la fama mundial que experimentó como campeón olímpico, fracasó en tres matrimonios y esencialmente abandonó a sus cuatro hijos mayores durante muchos años.

En el futuro, a Jenner le vendría bien evitar estar tan centrada en sí misma. No ha sido un comienzo muy bueno.

THE WASHINGTON POST

==========

Tras ganar la medalla de oro en el decatlón en Montreal, en el año 1976, Jenner acabó en una caja de cereal Wheaties y ganó millones de dólares como actor, en el circuito de conferencias, y avisos comerciales

En el futuro, a Jenner le vendría bien evitar estar tan centrada en sí misma. No ha sido un comienzo muy bueno. No todo el que se somete a una transformación dcuenta con el aterrizaje blando que proporciona el dinero y la fama