Temas Especiales

19 de Oct de 2020

Economía

La economía creció solo 2% en abril

El IMAE registró un crecimiento acumulado de 4.5% en los primeros cuatro meses del año, por el resultado económico de abril pasado

La economía creció solo 2% en abril
La actividad comercial mostró tasa negativa en el comercio minorista, el mayorista local y la ZLC.

La desaceleración de la economía se pronunció fuertemente en abril de 2015. Según el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), la economía de Panamá creció apenas 2% ese mes.

Este bajo crecimiento en abril provocó que el crecimiento económico acumulado en los primeros cuatro meses del año se ubicara en 4.5%.

De acuerdo con la Contraloría General de la República, los sectores que presentaron un mejor desempeño económico fueron la pesca, el transporte, almacenamiento y comunicaciones, la construcción, la explotación de minas y canteras, las actividades comunitarias, sociales y personales de servicios, electricidad y agua, hoteles y restaurantes, e intermediación financiera.

El resto de los sectores mostraron resultados positivos, pero en menor ritmo, a excepción de las industrias manufactureras y comercio, que registraron disminución.

En detalle, la actividad pesquera reportó una tasa positiva, debido a la captura de especies destinadas, principalmente, a la exportación.

Las operaciones del sector transporte y comunicaciones registraron un desempeño favorable, principalmente por las telecomunicaciones, el transporte aéreo y el movimiento de contenedores medidos en TEU del Sistema Portuario Nacional.

Los sectores de construcción y explotación de minas y canteras presentaron un buen comportamiento, debido, en parte, al aporte de la construcción en el sector privado; no obstante, siguen influidas por la baja en actividades relacionadas con la ampliación del Canal y la conclusión de varios de los grandes proyectos de inversión estatal.

La prestación de servicios de diversión y esparcimiento sigue favorecida, básicamente, por los ingresos provenientes de apuestas en salas de juegos de suerte y azar, especialmente, las máquinas tragamonedas tipo ‘A' y las mesas de juegos.