Temas Especiales

11 de May de 2021

Economía

Tarifa eléctrica no registrará alzas en el segundo semestre del 2015

Los ajustes aprobados  permitirán al país ahorrar 132 millones de dólares en facturación eléctrica

La tarifa eléctrica correspondiente al segundo semestre del año 2015 no registrará alzas, informó la Autoridad de los Servicios Públicos (ASEP).

Los ajustes aprobados para el segundo semestre en el esquema tarifario y en la política de subsidios, permitirán al país ahorrar 132 millones de dólares en facturación eléctrica, respecto a lo facturado en los primeros seis meses del 2015.

“Nos complace anunciar al país que a partir del 1 de julio no habrá aumento en la tarifa eléctrica y que, aprovechando la rebaja del precio de los hidrocarburos, se podrá también focalizar mejor el subsidio eléctrico”, destacó Roberto Meana, administrador General de la ASEP.

En 2014, el subsidio eléctrico costó 400 millones de dólares, pero con los ajustes aprobados para el segundo semestre se proyecta un costo de $62 millones este año, lo que permitirá al Gobierno disponer de mayores recursos.

Todos los clientes residenciales que consumen hasta 400 kWh, y que representan el 80% de los usuarios del sistema, seguirán recibiendo del Estado el subsidio del Fondo de Estabilización Tarifaria (FET).

La ASEP también anunció que el Fondo de Compensación Energética (FACE) fue eliminado y eso llevará a los usuarios del sistema que más energía demandan a pagar la tarifa real del mercado.

“Los consumidores industriales y comerciales que experimentaron un aumento de la energía en el primer semestre, a partir del 1 de julio estarán pagando la tarifa real de mercado y esa tarifa es entre 11% y 26% menor que la tarifa que estuvo vigente en el primer semestre”, detalló el Ministerio de Economía y Finanzas.

Con esta reducción de las tarifas se traduzca en menores precios al consumidor.

El costo del subsidio eléctrico originalmente presupuestado para este año fiscal se hizo con base en una estimación del costo del barril de búnker en 90 dólares. En la actualidad, se ajustó para el segundo semestre del 2015 con un costo promedio de 65 dólares por barril.

Fortalecer el sistema eléctrico

El gerente general de la Empresa de Transmisión Eléctrica S.A. (ETESA), Iván Barría resaltó que se han dado pasos importantes en la dirección correcta para fortalecer el sistema eléctrico nacional.

“Las decisiones que se han tomado ya han generado resultados concretos, como el hecho de que pasamos el verano sin racionamiento y que la construcción de la tercera línea de transmisión eléctrica está en marcha”, declaró Barría.

Asimismo, “los actos de licitación y compra de energía del primer año de esta administración, han enviado las señales adecuadas a los inversionistas a nivel nacional e internacional, demostrado en la amplia participación en las últimas convocatorias, que han tenido tres veces más asistencia”, añadió el Secretario Nacional de Energía, Víctor Urrutia.

ASEP apela al ahorro

Un 83% de los clientes de energía eléctrica en Panamá, es decir 787, 882 clientes que incluyen a quienes registran un consumo de hasta 400 kWh más el resto de los clientes de EDECHI, mantendrán su pago por la tarifa eléctrica sin alteración alguna durante el segundo semestre de 2015, informó la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP).

Los clientes residenciales y pequeños comercios que registren el consumo hasta los 400 kWh mantendrán el subsidio del Estado a través del Fondo de Estabilización Tarifaria (FET) y el resto de los clientes de EDECHI a través del Fondo Tarifario de Occidente (FTO).

Los clientes residenciales de EDEMET y ENSA cuyo consumo sea superior a los 400 kWh, registrarán una baja entre 1 y 5% en el pago por el servicio de electricidad,  mientras que para los clientes comerciales e industriales disminución estará entre 15 y 28%.

Panamá registra un total de 945, 758 clientes de distribución eléctrica. De éste total 932 corresponden a clientes residenciales y 13, 756 a clientes comerciales e industriales.

Las nuevas tarifas de energía eléctrica que regirán para el segundo semestre de 2015, se basa en la actualización de los costos de distribución y comercialización ajustados con el Índice de Precios al Consumidor (IPC).