22 de Feb de 2020

Economía

Semillas de calidad, claves contra el hambre

En los talleres se plantea realizar el intercambio de experiencias y recomendaciones a los gobiernos

Semillas de calidad, claves contra el hambre
Los talleres se realizan hasta mañana en Panamá.

Cerca de dos millones de productores de granos básicos en Centroamérica dependen de semilla de calidad para mejorar sus rendimientos, y para que puedan acceder de manera sostenible a este insumo es necesario fortalecer las políticas y leyes nacionales de este sector, planteó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en la primera jornada del taller de ‘Semillas de calidad en manos de agricultores familiares: promoviendo instituciones públicas más inclusivas'.

El evento, que se realiza del 9 al 11 de noviembre en Panamá en el marco del programa Mesoamérica sin Hambre, cuenta con la participación de 35 representantes, tanto del sector público como privado, de los 10 países de Mesoamérica: Belice, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

En los talleres se plantea realizar el intercambio de experiencias y recomendaciones a los gobiernos, a partir de los casos de estudio donde el sector público ha ampliado sus servicios para reconocer oficialmente o certificar, la semilla de calidad producida por los agricultores familiares, informó la FAO.

Tito Díaz, coordinador de FAO para Mesoamérica señaló que en los últimos cinco años, la FAO ha desarrollado un trabajo estrecho con los gobiernos centroamericanos, quienes han demostrado su voluntad política para garantizar la inclusión de la agricultura familiar en el sistema oficial de semillas.

Subrayó que estas lecciones aprendidas fijarán una nueva ruta para identificar las limitaciones y oportunidades en beneficio del desarrollo del sector de semillas en la región y para la conservación de la diversidad genética de las semillas locales.

En este sentido, Jorge Arango, Ministro de Desarrollo Agropecuario de Panamá (MIDA), indicó que este acercamiento es importante para fortalecer los avances realizados hasta el momento en el sector de semillas y generar mayor confianza entre el sector público y los agricultores familiares. ‘Es una oportunidad para robustecer los vínculos y aprender del camino recorrido por todos los países de la región', añadió Arango.

De acuerdo con informes de FAO, el uso de semilla de calidad en el momento oportuno puede resultar en un aumento considerable en los rendimientos y resiliencia de los cultivos, especialmente en granos básicos como el frijol y el maíz, rubros que en términos agregados nacionales han aumentado la dependencia de semillas importadas en los últimos años.