21 de Feb de 2020

Economía

De cómo Trump se quedó sin los latinos

El candidato presidencial no goza del agrado de muchos latinoamericanos votantes.

Exactamente, ¿cómo pasó Donald Trump —sólo en cinco meses— de ser, para los latinos, un símbolo del éxito, a ser la encarnación del odio? Gran parte de la culpa la tiene el esfuerzo de marketing de un maestro en ventas, para alimentar su campaña presidencial de odio y prejuicios.

El último episodio de la telenovela de Trump es surrealista, con su decisión de resucitar la mancha histórica conocida como ‘Operación espaldas mojadas'. En 1954, el presidente Dwight Eisenhower sacó del país a más de 1 millón de mexicanos —junto con ciudadanos estadounidenses mexicano-americanos que cayeron en la redada. Hubo individuos a quienes se golpeó y metió en vagones de trenes. Algunos murieron caminando en el desierto para volver a su país. Miles de familias quedaron divididas. Sin embargo, el puntero en la contienda del Partido Republicano quiere crear una ‘fuerza de deportación' y ser como Ike.

Durante el debate republicano de la semana pasada en la cadena Fox Business , Trump dijo lo siguiente: ‘Dwight Eisenhower … sacó a 1.5 millones de inmigrantes ilegales de este país, los corrió fuera de la frontera. Volvieron. Los volvió a sacar del otro lado de la frontera, volvieron. No le gustó. Los sacó bien al sur. Nunca volvieron'.

Oh, ya entiendo… cómo con una retórica como ésta, la Casa Blanca nunca volverá a manos de los republicanos.

¿Volver a lanzar la Operación Espaldas Mojadas? Podría también sugerir traer de vuelta a Jim Crow y meter en campos de detención a los japoneses-americanos. Estados Unidos a veces no entiende. Pero su grandeza proviene de purgar el veneno de su flujo sanguíneo. Ahora Trump quiere inyectar más.

Aún así, observo con desaprobación a cadenas como CNN , cuyos reporteros y locutores se asombran ahora por las propuestas de deportaciones masivas de Trump, cuando, en los últimos siete años, nuestro presidente en ejercicio las llevó a cabo —2.5 millones y contando— sin que les importara en absoluto.

Muchos no-latinos creen que lo único que irrita a los latinos es que Trump se oponga a la inmigración ilegal.

Bueno, hay 15 republicanos que compiten por la nominación presidencial del partido. Todos se oponen a la inmigración ilegal. Pero sólo uno de ellos es odiado por los latinos: Trump.

Para explicarlo, necesitamos un punto de referencia. Hay otras cosas que los latinos odian —cuando los blancos masacran el español, cuando un restaurante arruina la comida mexicana, cuando la gente supone que todos llegamos aquí la semana pasada en el baúl de un coche, cuando los programas políticos de los domingos por la mañana hablan de los latinos sin incluirlos en la conversación, y cuando los partidos políticos o bien nos ignoran, o nos critican o quieren establecer nuestro programa.

Ésas son algunas de las cosas que nos desagradan. Agreguemos ahora al Donald.

El 16 de junio, un día que será recordado por su imbecilidad, Trump anunció su candidatura. Este novicio en política expresó lo siguiente: ‘Cuando México envía su gente, no envía a los mejores. … Envía gente con muchos problemas, y nos traen esos problemas a nosotros. Traen drogas. Traen delincuencia. Son violadores. Y algunos, supongo, son buena gente'.

Cuando las críticas crecieron, Trump puso sal en la herida al afirmar no sólo que sus comentarios eran inofensivos, sino que él es ‘muy querido' en la comunidad. A mediados de julio, una encuesta de Wall Street Journal / NBC News / Telemundo halló que el 75% de los latinos desaprueba los comentarios de Trump. En una encuesta de Univisión , llevada a cabo al mismo tiempo, el 79% de los electores latinos dijo que consideraban los comentarios de Trump ofensivos y el 71% tenía una opinión desfavorable del candidato. Entonces, ¿qué tiene que ver el amor con eso?

En un momento, Trump también arrastró a la esposa de Bush, nacida en México, al ruedo cuando envió el siguiente tweet : ‘#A Jeb Bush tienen que gustarle los ilegales mexicanos por su esposa'. Columba vino a Estados Unidos legalmente. Pensé que Trump era que el que hacía esas distinciones. ¿Y ahora metía a todos los mexicanos en la misma bolsa? Trump también envió un golpe bajo nativista contra Jeb Bush por hablar en español, declarando las elecciones de 2016 como una zona de "sólo inglés".

Finalmente, para los latinos, la institución más importante es la familia, y Trump causó indignación cuando puso su mira en un grupo de niños a los que llamó ‘bebés ancla'. En su llamamiento a desechar la 14ª Enmienda, eliminando la ciudadanía por nacimiento para los niños de indocumentados nacidos en Estados Unidos, Trump alcanzó un nuevo nivel y selló su destino con los latinos.

Todo lo cual suscita una pregunta: ¿Cómo podemos elegir un presidente estadounidense que promueve ideas tan profundamente en contra de lo que es Estados Unidos?.

THE WHASHINGTON POST

==========

Muchos no-latinos creen que lo único que irrita a los latinoamericanos es que Donald Trump se oponga a la inmigración ilegal.

==========

Las encuesta de los medios de comunicación internacional no favorecen al multimillonario Donald Trump, debido a sus ofensivas opiniones en contra de la comunidad latina.