Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Economía

Japón donó $100 mil para centro familiar

La embajada del país asiático en Panamá colaboró con la remodelación del centro de bienestar familiar de la Fundación Unidos por la Niñez

La Fundación Unidos por la Niñez (FUN) estrenó oficialmente su sede remodelada y ampliada, gracias a la donación de la embajada de Japón en Panamá, que colaboró con $100 mil para los arreglos.

‘El edificio ya estaba un poco viejo, por lo que el Gobierno japonés decidió dar la ayuda para su remodelación y ampliación', explica el embajador, Hiroaki Isobe.

Tras los trabajos realizados con fondos de Japón, la Fundación Unidos por la Niñez —que se dedica a combatir el abuso infantil— ahora cuenta con un salón de atención de familia, un salón de capacitación y un salón de terapia de juego; además de una cámara de Gesell, un salón de evaluación psicológica y orientación de las familias. Esto permitirá que se duplique la cantidad de personas que son atendidas.

‘Con el apoyo solidario que nos brinda la embajada del Japón se nos permite dar respuesta a las múltiples solicitudes de atención que constantemente recibimos en la fundación y poder continuar con la misión de trabajar para la protección y promoción de los derechos de niños, niñas y adolescentes, a través de diferentes programas educativos, psicoterapéuticos y de capacitación.' comentó Jennie Barb, presidenta de FUN.

El embajador Isobe explicó que el interés del gobierno de su país es el de complementar el trabajo que hacen las autoridades locales y organizaciones no gubernamentales con la población infantil: ‘Aún quedan algunos espacios por cubrir y el Gobierno de Japón intenta cubrir este hueco', dijo.

Comenta el diplomático nipón que este tipo de donaciones que realiza su gobierno es una forma de agradecer el apoyo que, en otros momentos, ha recibido Japón por parte de otros países.

‘Nos interesa la colaboración extranjera. Japón se ha desarrollado, en parte, gracias a la ayuda que hemos recibido. Hemos avanzado económicamente y tenemos estabilidad, también por la colaboración que recibimos de la comunidad internacional. Consideramos que ayudar a los países en vías de desarrollo es una de nuestras tareas más grandes', apuntó Isobe, quien añadió que en las próximas semanas se estarán inaugurando una serie de obras que se realizaron con fondos de la embajada de Japón en Pesé, Herrera.

A la inauguración del centro ampliado, además de miembros de la embajada de Japón en Panamá, niños y miembros de la fundación, también acudieron autoridades locales, como Idalia Martínez, de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, quien felicitó el esfuerzo de Jennie Barb en pro de la niñez panameña.

La Fundación Unidos por la Niñez, ubicada en Llanos de Curundu, en el corregimiento de Ancón, abrió sus puertas oficialmente a la niñez y a la familia en el 2004, debido a la profunda preocupación por los altos índices de abuso infantil en el país.

La fundación busca inculcar el conocimiento para interrumpir el ciclo transgeneracional de la violencia y proveerle a la familia y al niño, desde temprana edad, herramientas protectoras conducentes a una participación social basada en la paz.

==========

‘Consideramos que ayudar a los países en vías de desarrollo es una de nuestras tareas más grandes',

HIROAKI ISOBE

EMBAJADOR DE JAPÓN EN PANAMÁ