Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Economía

Fitch ubica las IDR de Panamá en “BBB”

La perspectiva de la calificación es estable. Los resultados están respaldados por un desempeño macroeconómico sólido del país

Fitch ubica las IDR de Panamá en “BBB”
La economía panameña se consolida como una de las más solidas de la región.

La calificadora de riesgo Fitch Ratings informó el lunes que las Calificaciones de Incumplimiento del Emisor (Issuer Default Ratings, IDRs) de largo plazo en moneda local y extranjera de Panamá se ubica en ‘BBB', con una perspectiva es estable.

Entre los factores que contribuyeron al respaldo de las calificaciones de Panamá están el desempeño macroeconómico sólido y estable del país, el cual ha llevado a un crecimiento sostenido en el ingreso per cápita, reflejando políticas, una ubicación y un activo estratégicos (el Canal de Panamá) que apoyan una tasa de inversión alta. Esto se contrapone a sus necesidades de financiamiento externo relativamente altas, así como desafíos institucionales, una base de ingresos fiscales estrecha y un historial inconsistente de cumplimiento con sus metas presupuestarias a pesar de su crecimiento sólido en los últimos años, informó la calificadora en su página web.

En el comunicado, la calificadora detalla que Panamá continúa consolidando su posición de centro logístico regional, mostrando resistencia a un entorno menos favorable caracterizado por menores volúmenes de comercio mundial, crecimiento regional bajo y una apreciación del dólar estadounidense. El fuerte crecimiento de Panamá promedió 6% entre 2013 y 2015, el doble que la mediana de la categoría ‘BBB'. La menor inversión pública y los efectos de transmisión del menor crecimiento de la región han llevado a una desaceleración modesta, pero esto se ha visto compensado por un crecimiento robusto y amplio en otros sectores (logístico, servicios financieros y de negocios, turismo). Además, los menores precios de energía han creado condiciones económicas favorables recientemente.

Fitch consideró que varios factores podrían sostener tasas de crecimiento superiores a 6% en los próximos años: la finalización de la expansión del Canal en 2016 y sus efectos de transmisión sobre actividades logísticas relacionadas, la construcción de una importante mina de cobre (la cual está avanzando, a pesar de la caída en el precio de los metales), inversiones en generación de electricidad y otros trabajos públicos planeados.

La mejora en las variables macro ha sido consistente con la continua estabilidad dentro del contexto de dolarización. Gracias a los menores precios de energía, la inflación cayó a 0.2% en 2015, desde 2.6% en 2014 y más de 5% entre 2011-2013. A pesar de una evolución más favorable en la inflación, los controles sobre los precios de alimentos se mantienen sin que haya una estrategia para su eliminación.

La economía está relativamente bien posicionada para ajustarse a las condiciones menos favorables de financiamiento externo a pesar de las altas necesidades de fondeo del país. El gran déficit en cuenta corriente cayó a un dígito debido a los menores precios del petróleo, está completamente cubierto por inversión extranjera directa y ha demostrado ser capaz de un rápido ajuste en el pasado.

Los préstamos han crecido a una tasa fuerte de alrededor de 12% en años recientes, pero el indicador macro-prudencial de Fitch de ‘1' indica una vulnerabilidad baja al riesgo sistémico. Los bancos más grandes mantienen estándares prudentes de colocación, carteras diversificadas y reservas de liquidez sustanciales ante la ausencia de un prestamista de última instancia. La aprobación e implementación de legislación contra el lavado de dinero durante el año pasado ha resultado en la eliminación de Panamá de la ‘lista gris' de la OCDE, mitigando los riesgos reputacionales y operacionales relacionados para los sectores financieros y de servicios integrados con el resto del mundo.

Las autoridades lograron una consolidación fiscal moderada en 2015, cumpliendo con el tope legal para el déficit fiscal y rompiendo un patrón de frecuentes revisiones al alza del techo durante años anteriores.

El déficit del sector público no financiero cayó a 2.8% del PIB en 2015, desde 3.2% en 2014, por debajo del techo efectivo de 3.5% (un techo de 2% más un 1.5% permitido por una insuficiencia en transferencias por el Canal por debajo del límite anticipado en la ley fiscal). La ejecución deficiente del gasto en capital impulsó la mejora, más que compensando el desempeño débil de los ingresos que refleja restricciones institucionales persistentes en la agencia de impuestos.

Fitch espera que las autoridades tomarán los pasos necesarios para mantener el déficit fiscal bajo el techo efectivo de 3.1% del PIB en 2016. En los próximos dos años, las reglas fiscales requerirán un ingreso adicional de 0.7pp del PIB que se espera obtener del Canal expandido, y un 1pp en consolidación adicional. La estrategia de consolidación aún no está clara, pero se están considerando medidas para contener el fuerte crecimiento en el gasto corriente y mejorar la administración tributaria.

Los mayores déficits fiscales primarios desde 2013 han aumentado moderadamente la deuda del gobierno general a 38% del PIB en 2015, lo que es inferior a la mediana de 43% de la categoría ‘BBB', destaca el informe de Fitch.

==========

INDICADORES

Algunos de los factores que contribuyen

  • La inflación panameña cayó a 0.2% en 2015, desde 2.6% en 2014 y más de 5% entre 2011-2013.
  • El déficit del sector público no financiero cayó a 2.8% del PIB en 2015, desde 3.2% en 2014, por debajo del techo efectivo de 3.5%.