Temas Especiales

27 de Jun de 2022

Economía

Moody”s rebaja la nota de Brasil

La nota de Brasil, la séptima economía mundial, pasó a Ba2 desde Baa3, con perspectiva negativa

Moody”s rebaja la nota de Brasil
El gobierno de Dilma Rousseff, espera una contracción de la economía de 2.9%.

La calificadora de riesgo financiero Moody's rebajó el día de ayer la deuda soberana de Brasil dos peldaños, a la categoría especulativa, y se convirtió así en la última de las grandes agencias en quitarle el sello de buen pagador al gigante en recesión.

Moody's redujo la nota crediticia de la séptima economía mundial, golpeada por una profunda crisis económica y política, a Ba2 desde Baa3, con perspectiva negativa, lo que implica que podría haber nuevos cortes.

La agencia de riesgo justificó la medida en las ‘perspectivas de un mayor deterioro en las métricas de la deuda en un ambiente de bajo crecimiento, donde probablemente la deuda pública del país supere el 80% del PIB en los próximos tres años', según un comunicado publicado ayer.

La calificadora también cita el desafiante escenario político en el país, que al igual que durante todo el 2015 dificulta la aplicación de reformas y el ordenamiento fiscal en una economía que según analistas de mercado retrocedió un fuerte 3.8% en 2015.

El gobierno espera una contracción de la economía de 2.9% en 2016, mientras proyecciones privadas pronostican una caída de 3.4%. De confirmarse esos pronósticos, Brasil viviría su primer bienio recesivo desde 1930-31.

‘La rebaja a Ba2 pretende capturar el deterioro actual, mientras que el panorama negativo contempla los riesgos de un mayor deterioro en el perfil crediticio de Brasil, producto de choques macroeconómicos, una mayor disfuncionalidad política o la necesidad de sostener entidades públicas', añadió Moody's.

Moody's, por su parte, señaló que una mejora de la nota de la deuda soberana de Brasil ‘es muy improbable' en el corto plazo.

==========

JUSTIFICACIÓN

La acción de Moody's.

  • La agencia de riesgo justificó que la deuda de Brasil se encuentra en un ambiente de bajo crecimiento y donde la deuda pública del país podría superar el 80% del PIB en los próximos tres años.