Temas Especiales

29 de Ene de 2023

Economía

Cosechar sol en vez de cultivos es más lucrativo para algunos

Los incentivos económicos de la energía solar son tema de la conferencia de Bloomberg New Energy Finance en Nueva York a partir de hoy

Cosechar sol en vez de cultivos es más lucrativo para algunos
La cantidad de megavatios que se pueden generar varía según los patrones del clima, el tamaño de los paneles y el contorno topográfico.

Durante más de un siglo, la familia de Dawson Singletary ha cultivado tabaco, maní y algodón en una granja de 214.48 hectáreas (530 acres) en la llanura costera de Carolina del Norte. Ahora sus ingresos provienen de algo diferente: paneles solares.

Singletary alquila 13.76 hectáreas (34 acres) de su granja en el condado de Bladen a Strata Solar LLC para una instalación de paneles de siete megavatios como parte de una creciente ola de convenios que están transformando la tierra que antes se usaba para la agricultura y que potencia los ingresos de los granjeros en los Estados Unidos.

El campo se ha convertido en territorio fértil para la energía limpia, en la medida que los desarrolladores de energía solar y eólica de América del Norte, Europa y Asia buscan extensiones planas y sin árboles. Esto también ha sido de gran ayuda para las familias de granjeros en los Estados Unidos que han debido lidiar con los precios tambaleantes de las materias primas.

‘No hay un solo cultivo que podríamos haber desarrollado en esa tierra que generara los ingresos que obtenemos con la granja solar', dijo Singletary, de 65 años.

El aumento en la energía solar surge en tanto el valor de los cultivos en la región Sudeste -con la excepción del tabaco- se ha reducido. El precio del algodón ha caído un 71% en los últimos cinco años. La soja y el maní están un 33 y un 16% abajo, respectivamente.

DAWSON SINGLETARY
GRANJERO

‘Ningún cultivo anterior generó los ingresos que obtenemos con la granja solar'

Las empresas de energía solar están pagando buenos precios. Ofrecen rentas anuales de $300 a $700 por acre, según la Asociación de Energía Sostenible de Carolina del Norte, lo que significa más del triple del alquiler promedio de la tierra para cultivo y pastoreo en el estado, que oscila entre $27 a $102 por acre, según el Departamento de Agricultura.

Los incentivos económicos de la energía solar son tema de la conferencia de Bloomberg New Energy Finance en Nueva York a partir del 4 de abril.

‘Los desarrolladores solares buscan tierras baratas próximas a las subestaciones donde puedan conectarse', dijo Biron Fitzpatrick, director de desarrollo de proyectos de Inman Solar Inc. de Atlanta. ‘Suelen ser tierras de cultivo'.

Los desarrolladores han instalado paneles solares en unas 2,832.8 hectáreas (7,000 acres) de tierra para cultivo y pastoreo en Carolina del Norte desde 2013, agregando casi un gigavatio de capacidad de generación, de acuerdo con la Asociación de Energía Sostenible del estado.

La cantidad de megavatios que los desarrolladores pueden generar por acre varía en base a los patrones del clima, el tamaño de los paneles y el contorno topográfico. En la granja de Singletary, Strata Solar instaló 21,600 paneles, cada uno de aproximadamente 6 por 3 pies (1.8 metros por 914 centímetros). Combinados, pueden suministrar electricidad a unas 5,000 viviendas locales.

CONTRATOS A LARGO PLAZO

Los agricultores suelen arrendar solo parte de sus tierras, firmando contratos de 15 a 20 años con los desarrolladores que instalan los paneles y venden la energía a las compañías de servicios públicos locales.

Pero los vecinos no pasan inadvertidos. ‘Recibo montones de quejas de los vecinos', dice Tim Sheppard, a quienes les disgusta ver el sistema de 1 megavatio que ocupa 5 de los 135 acres de su granja dedicada a la cría de ganado en Brasstown, Carolina del Norte.

Los paneles solares cubren menos de una décima parte de toda la tierra dedicada a la agricultura en Carolina del Norte, dice Maggie Clark, directora de asuntos gubernamentales de la Asociación de Energía Sostenible del estado.

A Singletary, los paneles solares le permitirán jubilarse sin tener que vender su tierra. ‘Me gustaría dejársela a mis nietos algún día', dijo con esperanza.