Temas Especiales

27 de Jun de 2022

Economía

¿Resucitará el TPP de entre los muertos?

Aunque el presidente Barack Obama instó a la ratificación del TPP —el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica— tanto Hillary Clinton como Donald Trump se oponen al acuerdo

La cuestión sobre el TPP —el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, principal acuerdo comercial del presidente Obama— es si ya pasó a la morgue política o si aún está en cuidados intensivos. Tanto Hillary Clinton como Donald Trump se oponen al acuerdo, mientras que el presidente instó a su ratificación. Con la finalización del período de Obama y la erosión diaria de su ya modesta influencia, el TPP parece muerto.

Pero quizás esté aún en cuidados intensivos.

En un discurso en el Peterson Institute for International Economics, un centro de

EN 2015, ESTADOS UNIDOS TENÍA UN DÉFICIT DE $762,000 MILLONES EN COMERCIO DE ARTÍCULOS Y UN EXCEDENTE DE $262,000 MILLONES EN COMERCIO DE SERVICIOS.

investigaciones de Washington, el representante Kevin Brady, republicano por Texas, presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara, bajo cuya jurisdicción se encuentran los tratados comerciales, dijo que el TPP aun podía ratificarse en la sesión de espera, después de la elección y antes de que el nuevo Congreso asuma sus funciones.

Brady dio dos motivos importantes para aprobar el TPP.

El primero es geopolítico: Mantendría y realzaría la influencia en la región Asia-Pacífico, y actuaría como contrapeso del creciente poder económico y político de China.

Como Obama sostuvo a menudo, el TPP otorgaría a Estados Unidos un papel principal en la regulación del comercio global en el siglo XXI. El tratado comercial codifica reglas sobre ‘propiedad intelectual' (patentes, derechos de autor), flujo de datos y empresas propiedad del estado, entre otras cosas. La ratificación del TPP fortificaría la confianza de Asia en que Estados Unidos desea seguir siendo una potencia en el Pacífico. El rechazo crearía dudas.

El segundo motivo es económico: Asia sigue siendo una región de rápido crecimiento económico. El TPP eliminaría la mayoría de los aranceles entre los 12 países miembros, ayudando a los exportadores norteamericanos en esos mercados. La ventaja puede ser particularmente importante en servicios (turismo, consultoría, finanzas e ingeniería), donde las empresas norteamericanas son especialmente fuertes. En 2015, Estados Unidos tenía un déficit de $762,000 millones en comercio de artículos (maquinaria, acero, equipos médicos) y un excedente de $262,000 millones en comercio de servicios, dejando un déficit total de $500,000 millones.

Según el Peterson Institute, los 12 países del TPP dieron cuenta de alrededor de un 36% de la

COMO OBAMA SOSTUVO A MENUDO, EL TPP OTORGARÍA A ESTADOS UNIDOS UN PAPEL PRINCIPAL EN LA REGULACIÓN DEL COMERCIO GLOBAL EN EL SIGLO XXI.

economía mundial y 24% del comercio global de 2014. Los países mayores según su economía son Estados Unidos, Japón, Canadá, Australia y México. Los otros países son Brunei, Chile, Malasia, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam. Otros países, por ejemplo Corea del Sur e Indonesia, podrían integrarse al tratado algún día, quizás hasta China.

Aún así, el sentimiento contra el comercio es general en la campaña. ¿Por qué Brady no desecha las perspectivas del TPP como sombrías?

‘La gente cambia una vez que asume sus funciones', dice. Traducción: La retórica de la campaña anti-comercio y anti-globalización podría retirarse ante las realidades del gobierno. Aunque Brady no lo dijo, una implicancia es que si Hillary Clinton alcanza la victoria, quizás presente una oposición solo simbólica al TPP, porque el argumento para aprobarlo es fuerte y porque podría sentirse obligada a Obama debido a su apoyo político.

Aún así, lograr un acuerdo podría ser difícil. Brady indicó que hay algunos detalles del TPP que deben ser más explicados ante los miembros del Congreso o que deben ser renegociados. Entre ellos están las reglas para imponer los precios de fármacos, almacenamiento de datos y productos de tabaco, según un vocero de Brady.

Además, como muchos demócratas se oponen acérrimamente al TPP, el presidente Obama tendría que depender en gran parte de los republicanos para que se aprobara el acuerdo. A menos que el presidente pueda hallar suficientes votos demócratas para asegurar la victoria, no es probable que los republicanos permitan si quiera que el acuerdo se considere.

‘Nos estamos quedando sin tiempo', dijo Brady al público de Peterson. El TPP podría terminar en la morgue política.

ANALISTA THE WASHINGTON POST