Temas Especiales

25 de May de 2020

Economía

SBP atrae a compradores para el banco de Waked

Por otro lado, del informe del Sepblac y sus terribles acusaciones penales no se supo nada más

SBP atrae a compradores para el banco de Waked
En mayo, la entidad fue intervenida por la SBP.

La Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) ordenó ayer prorrogar la reorganización de Balboa Bank & Trust, Corp., debido a que invitaron a los bancos privados de licencia general e internacional a participar en el proceso de venta y recibieron confirmaciones de interés de once grupos bancarios locales y de dos grupos extranjeros.

En un comunicado de prensa enviado ayer, la SBP informó que luego de estas expresiones de interés y los correspondientes acuerdos de confidencialidad y seguridad del proceso, la reorganización entrará en una fase de debida diligencia, en la que los grupos bancarios realizarán la valoración financiera de Balboa Bank & Trust, Corp. para formular sus propuestas.

Lo anterior queda plasmado en la Resolución SBP-0198-2016 de 27 de octubre de 2016, según la que la reorganización deberá completarse en un período de noventa (90) días, que podrá ser anticipado o prorrogado, a solicitud del reorganizador, como dispone el numeral 3 del artículo 142 de la Ley Bancaria.

El Balboa Bank & Trust, Corp. es una entidad financiera que fue intervenida en mayo pasado, debido a sus nexos con Nidal Waked, incluido en la ‘Lista Clinton' antilavado de activos de Estados Unidos, donde ha sido imputado.

En su momento, el gobierno de Estados Unidos dijo tener indicios de que el banco sirvió para lavar dinero producto del narcotráfico a través de ‘una red liderada por Nidal Waked, tesorero del banco, y su tío, el empresario Abdul Waked'.

SIMILITUDES

La actuación de la SBP tiene un antecedente en España, donde el Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblanc), dependiente del Ministerio de Economía, en una ‘acción precipitada', según denunciaron en su momento medios españoles como El País , acabó con el muy solvente Banco Madrid.

La Financial Crime Enforcement Networks (FinCEN) — la red de control del crimen financiero del Tesoro de Estados Unidos— acusó a la Banca Privada de Andorra (BPA), dueña del Banco Madrid, de realizar blanqueo de capitales con organizaciones criminales y le cortó las líneas de financiación. El banco quebró.

Mientras, el Sepblac —o fuentes cercanas a él—, filtró a la prensa un informe con los clientes pertenecientes a estructuras relacionadas con el blanqueo de capitales.

Eran doce clientes de los 16 mil que había en el banco.

Esas acciones generaron noticias negativas y en tres días, los clientes acudieron a retirar el dinero y el supervisor en España decidió cerrar Banco Madrid y liquidarlo.

Sin embargo, el 19 de febrero pasado sucedió algo imprevisto: el FinCEN retiró la acusación contra la Banca Privada de Andorra, sin dar explicaciones.

Por otro lado, del informe del Sepblac y sus terribles acusaciones penales no se supo nada más.

Ambos, el FinCEN y el Sepblac, fueron los supervisores financieros que acabaron con el Banco Madrid, un caso para tomar en cuenta.