Temas Especiales

04 de Jun de 2020

Economía

El Salvador evita default al aprobar $550 millones en bonos

Otros $50 millones se utilizarán para saldar deudas con pequeños y medianos proveedores

El Congreso salvadoreño aprobó, con 73 de 84 votos, la emisión de $550 millones en bonos para saldar las obligaciones vencidas con los proveedores del Gobierno y ‘abonar' a la deuda a corto plazo y evitar el default .

De este monto, $307 millones serán para ‘convertir' Letras del Tesoro (Letes) en eurobonos, solución puntual que equivale al 30.48% de los $1,007 millones que El Salvador tiene en deuda de Letes, según cifras oficiales.

De igual forma, $82 millones servirán para el pago de un fondo de inversión que reciben mensualmente las alcaldías y $65 millones para el pago de salarios estatales.

Otros $50 millones se utilizarán para saldar deudas con pequeños y medianos proveedores pequeños y medianos del Gobierno y $46 millones para cancelar el subsidio a la electricidad que reciben los hogares.

Por la ‘urgencia' de ‘disponer de liquidez' y que el Gobierno no recibirá el dinero de los bonos hasta mediados de enero, el Congreso autorizó al Ministerio de Hacienda a adquirir un ‘préstamo puente' por los $550 millones, que será cancelado inmediatamente se haga la colocación de los bonos, según el decreto leído por los diputados.

Estos $550 millones son el ‘primer tramo' de los $1,200 millones que el Gobierno venía solicitando desde inicios del año.

La aprobación se da después de que el Ejecutivo, presidido por Salvador Sánchez Cerén, y líderes de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) alcanzaran un acuerdo, tras sucesivas reuniones desde octubre anterior.

Este acuerdo, al que Arena condicionó sus 35 votos para la millonaria emisión, incluye la creación de una ley de responsabilidad fiscal, que fue aprobada antes de los bonos con 76 votos.

El objetivo ‘garantizar la sostenibilidad fiscal de mediano y largo plazo de las finanzas públicas'.

Otro punto es solicitar al Fondo Monetario Internacional (FMI) un acuerdo precautorio que garantice préstamos para cubrir el déficit fiscal a condición de un ajuste fiscal del 3% del Producto Interno Bruto (PIB) en 3 años.

En el acuerdo, rubricado por Sánchez Cerén, el presidente de Arena, Mauricio Interiano, y el secretario general del oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, Medardo González, establece la continuidad de las negociaciones para la aprobación de los $650 millones restantes.