Temas Especiales

06 de Aug de 2020

Economía

Los cafeteros presentan obra conmemorativa

El café está íntimamente ligado no solo a la economía, sino a los ciclos de la cultura colombiana

La Federación Nacional de Cafeteros (FNC) presentó ayer en Medellín un libro conmemorativo de los 90 años de historia de este gremio y la importancia del grano para Colombia, país anfitrión del primer Foro Mundial de Productores de Café.

Bajo el título ‘90 años. Vivir el café y sembrar el futuro', editado por la Universidad EAFIT, el libro gira alrededor de las nueve décadas de la FNC con un recorrido por la historia del café y su significativo impacto en el país.

‘El libro consultó las personas que era, trató los temas que queremos leer los caficultores y cumplió su cometido que es atraer la atención de la caficultura en los últimos 90 años', expresó el gerente general de la FNC, Roberto Vélez Vallejo.

La obra fue presentada en un panel en el que participaron el rector de EAFIT, Juan Luis Mejía; el exgerente de la Federación Jorge Cárdenas; el historiador Álvaro Tirado Mejía y la ingeniera agrónoma Deibi López.

Mejía, además de señalar que es una ‘renovación de la iconografía' del café, explicó que el libro está divido en tres partes: el origen de la caficultura y la creación de la FNC, una segunda que va desde 1927 hasta la ruptura del Pacto Mundial del Café, y desde ese año hasta la actualidad.

‘El café está íntimamente ligado no solo a la economía, sino a los ciclos de la cultura colombiana', comentó sobre el papel que ha jugado el grano en la vida nacional.

Los participantes en el panel coincidieron en señalar que, como producto insignia, es imposible contar la historia de Colombia sin el café. Tirado, que escribió el segmento histórico del libro, dijo que el café es ‘una especie de espuma que se ha regado por todo el país', lo que significó su influencia en asuntos culturales, el desarrollo de las vías y en la política y otros.

Jorge Cárdenas, que permaneció durante 40 años en el gremio y tiene, según los expertos, toda la historia del café en la cabeza, recordó que este producto empezó a ser importante para el país tras la Guerra de los Mil Días (1899-1902) al darle una dimensión diferente a la caficultura en la posguerra civil.

Pasó de ser un producto genérico a una marca, algo ‘impensado' que se fue consolidando con la imagen de Juan Valdez y con la calidad que sugería llevar el rótulo de ‘100% colombiano'.

‘Es casi increíble que una institución que nació modestamente en 1927 logre llegar a esta fecha con el crecimiento, el prestigio y el reconocimiento que siempre ha tenido la federación', dijo Cárdenas.