Temas Especiales

02 de Jul de 2022

Economía

Falla eléctrica en Tocumen deja varados a más de 8 mil pasajeros

El incidente provocó que unos 65 vuelos de 23 aerolíneas se cancelaran y otros se reprogramaran

Falla eléctrica en Tocumen deja varados a más de 8 mil pasajeros
El apagón que se registró en el Aeropuerto de Tocumen causó caos entre los pasajeros.

Una falla en el sistema eléctrico del Aeropuerto Internacional de Tocumen dejó varados ayer a más de ocho mil pasajeros, generando pérdidas económicas y poniendo en entredicho los estándares de seguridad del concurrido ‘hub de las Américas'.

El incidente provocó que unos 65 vuelos de unas 23 aerolíneas tuvieran que ser cancelados y otros reprogramados para la tarde de ayer y para hoy.

‘APARTE DEL COSTO MONETARIO QUE VA A TENER PARA LAS EMPRESAS Y PERSONAS AFECTADAS, SOBRE TODO ESTÁ EL REPUTACIONAL PARA TOCUMEN COMO ‘HUB' DE LAS AMÉRICAS',

FERNANDO ARAMBURÚ-PORRAS

ECONOMISTA

Los pasajeros que no pudieron viajar ayer fueron trasladados a hoteles cercanos de la ciudad capital, explicó el gerente general de Tocumen, S.A., Carlos Duboy, quien señaló que todavía se desconoce el monto de las pérdidas por el incidente que calificó de ‘lamentable'.

Sin embargo, aseguró que la administración del aeropuerto, en conjunto con las líneas aéreas, se harían responsables del hospedaje en hoteles, alimentación y traslado de los pasajeros cuyos vuelos hayan sido cancelado.

El Gobierno Nacional apoyó con seguridad y más de cuarenta buses del servicio público fueron utilizados para movilizar a los pasajeros (27 metrobuses llevaron a los pasajeros a los diversos hoteles y 14 circularon dentro de la terminal aérea).

Más de mil personas, de los vuelos reprogramados, salieron en los buses a los hoteles cercanos de la capital. Los vuelos que fueron reprogramados son, en su mayoría, de Suramérica, de países como Brasil y Argentina.

Aunque Duboy dijo que desconoce a cuánto ascienden las pérdidas, el economista Fernando Aramburú Porras aseguró que el incidente tiene un alto costo para el país en varios aspectos. ‘Aparte del costo monetario que va a tener para las empresas y personas afectadas, sobre todo está el reputacional para Tocumen como hub de las Américas y centro de trasbordo internacional de más de 35,000 pasajeros diarios de todas las nacionalidades', afirmó.

El economista destacó que el fallo afectó a más de 10,000 personas que quedaron varadas en Panamá y en el extranjero, que no pudieron ser atendidas por los retrasos en los vuelos de Copa y otras aerolíneas.

LA FALLA ELÉCTRICA

El apagón se debió a un cortocircuito en la subestación que recibe la energía de la empresa ENSA.

El daño impidió que se activara la planta de energía que debería funcionar ante la falla, lo que dejó sin luz a la terminal en la hora pico, desde las 6 de la mañana hasta las 2 de la tarde.

La falla se detectó en el circuito que alimenta la planta, el daño en la subestación ocho se identificó y hasta que se reparó pasaron más de seis horas.

Uno de los grandes riesgos en eventos de esta magnitud, es evitar que surjan nuevos incidentes que pongan en peligro la vida de los pasajeros y del personal aeroportuario. En este caso, según Emilio Pesantez, director Nacional de Seguridad de la Aviación, se implementan dos tipos de seguridad, la operacional y la del mismo aeropuerto.

‘Hubo un pie de fuerza de la Policía y los estamentos de seguridad para brindar el apoyo sin situaciones que lamentar', aseguró Pesantez.

‘Existe un protocolo de contingencia en el aeropuerto evitando que sucedieran situaciones más complicadas, eso fue exitoso gracias al apoyo que prestaron los estamentos de seguridad del Estados', añadió Pesantez.

Por su parte, Aramburú Porras fue más allá, señalando que Tocumen debe tener un sistema redundante de energía que le permita superar situaciones como la ocurrida y otras en el futuro. ‘Eso requiere evaluación de los riesgos y el planeamiento correspondiente. Ahora se debe hacer un diagnóstico detallado de lo sucedido y las medidas para prevenirlo en el futuro', apuntó.

Agregó que, además, ‘se debe tener planes de contingencia para estas situaciones, ya que la comunicación al público afectado y el de las personas que se quedan afectadas es importante'.

Según Duboy, actualmente se están haciendo inversiones importantes en la terminal, que ascienden a más de treinta millones en distintas áreas. ‘Estos son circuitos y subestaciones (22 subestaciones en total) que tienen muchos años y se están dando inversiones para ir modernizando y reemplazando algunos de estos circuitos que como el día de hoy (ayer) han generado una falla afectando la operación de las Américas', sostuvo Duboy.

El aeropuerto de Tocumen acaba de pasar una auditoría de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA, en inglés) en forma satisfactoria. La evaluación se efectuó del 11 al 15 de septiembre y en ella se evaluaron los controles hacia los aviones con destino a los Estados Unidos, específicamente, las áreas perimetrales, la revisión de pasajeros, los procedimientos de seguridad, documentación de seguridad de aviación y personal que ahí labora, procedimientos de envío de carga y pasajeros.

En la auditoría, según indicó una fuente de seguridad, se encontraron ‘dos cosas' que fueron reparadas inmediatamente, como por ejemplo, las revisiones en un punto de control de ingresos en la nueva terminal que aún no se inaugura, un asunto de papeleo meramente. El otro punto que no se ha subsanado es la mezcla de pasajeros. ‘Se trabaja en el tema de one stop security , que consiste en validar los aeropuertos de países que tienen vuelos con destino a Panamá enviando auditores y personal panameño en 90 estaciones'.

Hoy, el aeropuerto es sometido a la verificación por parte de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI, por sus siglas en inglés), que verifica los avances de la auditoría en la que en 2015 Panamá sacó 33.6 de calificación (de 100), es decir, no pasó los estándares de seguridad. El apagón podría repercutir en esta calificación de la OACI en esta semana de verificación.

La comunicadora Lorena Fábrega, de ENSA, explicó que el daño en el aeropuerto fue interno. ‘De hecho, lo que hicimos fue ponernos a su disposición para apoyarlos en lo que necesitaran. Hasta donde ENSA brinda el servicio se le entregó al aeropuerto en perfectas condiciones, pero cuando se dio la incidencia comunicamos que era un daño interno y ellos tendrán que dar sus explicaciones'.

Un vocero de COPA estimó que alrededor de 140 vuelos fueron cancelados ayer. Cada vuelo transporta entre 100 y 130 pasajeros.

La aerolínea, que controla casi el 80% del flujo de pasajeros del aeropuerto, intentó operar los itinerarios hasta donde permitieron las circunstancias, y acomodar a quienes no pudieron salir o llegar a Panamá ayer.

La situación empezó a normalizarse en horas de la tarde con la expectativa de que la gran mayoría de vuelos cumplieran su horario.

La aerolínea estima que la mayoría de las personas cuyos vuelos fueron pospuestos ayer se reacomoden hoy.

Alfredo Fonseca Mora, director General de la Autoridad de Aeronáutica Civil, autorizó ayer la extensión de tiempo de vuelo y periodos de servicio para las tripulaciones vuelo y despachadores hasta que las operaciones regresen a su estado normal.