La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Economía

Crimen económico global se acrecienta

La apropiación indebida de activos, delito cibernético, fraude al consumidor y faltas profesionales están entre los principales delitos, según una encuesta

Las pérdidas de los peores fraudes podrían alcanzar hasta los $50 millones.

El crimen económico global ha reportado a su nivel más alto jamás registrado en una encuesta semestral sobre delitos empresariales.

Se trata de la Encuesta Global de Delitos Económicos y Fraudes, que examina a más de 7,200 encuestados de 123 países.

Datos del estudio revelan que en general, el 49% de los encuestados dijo que sus compañías han sufrido fraude en los últimos dos años, un aumento del 36% en 2016.

África (57%), Norteamérica (37%) y Latinoamérica (28%) reportaron los niveles más altos de delitos económicos a nivel global.

‘El hecho de que poco más de la mitad (51%) de los encuestados afirman que no saben si han experimentado fraude en los últimos dos años, sugiere que todavía existen puntos ciegos en muchas organizaciones',

KRISTIN RIVERA

LÍDER GLOBAL DE INVESTIGACIONES FORENSES DE PWC

La apropiación indebida de activos (45%) continúa siendo el principal delito económico que experimentaron las organizaciones durante los últimos 24 meses; el delito cibernético (31%), el fraude al consumidor (29%) y faltas profesionales (28%).

La encuesta de este año reveló un aumento significativo (+6% a 52%) en la participación de delitos económicos cometidos por actores internos. También hubo un salto en el porcentaje de aquellos delitos atribuidos a la alta gerencia (de 16% en 2016 a 24% en 2018).

Sin embargo, existen variaciones regionales. En Australia (64%), el Reino Unido (55%), Canadá (58%), Argentina (44%) y EE.UU. (48%), la mayoría de los delitos reportados fueron llevados a cabo por actores externos.

Los resultados subrayan una mayor conciencia y entendimiento de los tipos de fraude, de los perpetradores, del rol de la tecnología, y de los potenciales impactos y costos del fraude para un negocio, comenta Kristin Rivera, líder global de Investigaciones Forenses de PwC.

‘No podemos equiparar los niveles más altos de crimen reportado con niveles más altos de crimen real. Lo que demuestra la encuesta es que existe un mayor entendimiento de lo que es el fraude y dónde está dándose. Es particularmente cierto en el caso del delito cibernético, donde hay una comprensión mucho mayor de los problemas, las investigaciones, el análisis y una mayor inversión en controles y prevención', señaló Rivera.

‘Sin embargo, ...el hecho de que poco más de la mitad (51%) de los encuestados afirman que no saben si han experimentado fraude en los últimos dos años, sugiere que todavía existen puntos ciegos en muchas organizaciones', expresó Rivera.

Según el estudio, es probable que el delito cibernético sea el crimen económico más perjudicial en los próximos dos años. Los encuestados respondieron que es dos veces más probable que cualquier otro fraude que se identifique que impacte potencialmente a las organizaciones.

También se refleja por un aumento en el número de personas que reportan haber tenido un plan de prevención y detección del delito cibernético implementado y totalmente operativo (59%, aumento del 37% en 2016).

COSTO DE FRAUDE

En la medida en que ha aumentado la conciencia y el perfil del fraude y crimen económico, también lo han hecho las inversiones para combatirlos, ligados también a las pérdidas financieras directas reportadas en los últimos dos años. En los siguientes dos años, 51% mantendrá los niveles de inversión y 44% los aumentará.

Casi dos tercios (64%) de los encuestados respondieron que las pérdidas de los peores fraudes que han experimentado podrían alcanzar hasta $1 millón; 16% dijo que entre $1 millón y $50 millones.

El 42% (+3%) de los encuestados indicó que sus compañías aumentaron su compromiso financiero para combatir delitos económicos durante los últimos dos años. ‘Los fondos asignados a la detección y prevención del crimen están aumentando, y eso tiene un efecto multiplicador en términos de entendimiento y detección del fraude. Dicho de forma sencilla, el impacto del fraude ya no es un costo aceptable para el negocio', señaló Didier Lavion, director de Servicios de Investigaciones Forenses de PwC Estados Unidos.