La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Economía

Guerra comercial, en suspenso por ahora

Las conversaciones entre China y Estados Unidos complacieron a ambas partes, que retiraron, por ahora las sanciones, sin descartar imponerlas en el futuro

La suspensión de la guerra comercial impulsó la bolsa de valores.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, se mostró satisfecho sobre los recientes avances en las negociaciones comerciales con China, aunque no descartó recurrir a nuevos aranceles si no se cumple lo pactado.

‘Creo que hemos hecho un progreso muy significativo', afirmó Mnuchin en declaraciones a la cadena financiera CNBC dos días después de que representantes de Washington y Pekín anunciaran el final sus conversaciones.

De acuerdo con el comunicado oficial, los dos países acordaron por consenso reducir el déficit comercial estadounidense con China y las autoridades del Gobierno de Pekín se comprometieron a aumentar ‘significativamente' su compra de bienes y servicios de Estados Unidos.

Lo convenido no aportó cifras concretas y dejó en el aire la petición estadounidense de que China reduzca en unos $200,000 millones el superávit comercial que tiene con Estados Unidos. El acuerdo, sin embargo, fue seguido con el anuncio de Estados Unidos de que suspendía temporalmente la imposición de aranceles a China y, según Mnuchin, también se ponía en suspenso la guerra comercial gracias a este acuerdo.

‘Ahora depende de nosotros asegurarnos de que lo podamos implementar', afirmó Mnuchin al resumir los negociado con China. El secretario del Tesoro, sin embargo, no descartó que se recurra a medidas arancelarias si las autoridades chinas no cumplen con el ‘acuerdo con un marco muy completo' que se definió en las conversaciones que se celebraron la semana pasada en Washington. ‘Si las cosas no se arreglan y no conseguimos lo que queremos, el presidente siempre pude volver a poner los aranceles', agregó.

La Administración de Donald Trump había amenazado como imponer aranceles por valor de $150,000 millones a centenares de productos chinos para equilibrar la balanza comercial entre los dos países. El marco aprobado entre los dos países, agregó Mnuchin, abre la vía para que las empresas de ambas naciones desarrollen negocios propios.

En ese sentido, el funcionario anticipó que las empresas de energía estadounidenses podrían llegar acuerdos con las chinas para vender productos por un valor de entre $40,000 y $50,000 millones. El anuncio de que quedaba en suspenso una posible guerra comercial impulsó fuertemente a Wall Street.