La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Economía

Vienen tiempos ‘fríos' para la economía argentina

Desde finales de abril, la abrupta depreciación del peso frente al dólar —producto principalmente de la subida de los tipos de interés de EE.UU

Argentina ha registrado un auge de protestas contra las medidas económicas del Gobierno.

El Gobierno argentino considera que los próximos meses van a ser ‘más fríos y tormentosos' para la economía nacional, pero remarcó ayer que está evitando ‘una gran crisis' y trabajando para que en el 2019 se retome el ‘camino de crecimiento'.

‘Producto de toda la turbulencia que vivimos en materia cambiaria sabemos que vamos a tener meses un poco mas difíciles en materia de actividad económica, pero al mismo tiempo nos tiene que dar tranquilidad que estamos evitando una gran crisis', explicó ayer a la prensa el jefe del Gabinete de Ministros, Marcos Peña.

Desde finales de abril, la abrupta depreciación del peso frente al dólar —producto principalmente de la subida de los tipos de interés de EE.UU. y la fuga de capitales de los mercados emergentes a ese país—, así como la fuerte sequía que ha afectado al campo argentino, han generado grandes desequilibrios en la economía argentina.

Esta situación llevó al Gobierno de Mauricio Macri a solicitar préstamos por $50,000 millones al Fondo Monetario Internacional (FMI), que incluye metas para alcanzar un déficit fiscal primario del 2.7% del PIB este año y del 1.3% del PIB en 2019, así como una fuerte reducción de la inflación.

‘Es bueno ser conscientes y transmitir con claridad que los próximos meses no van a ser tan buenos en materia económica', reiteró Peña, quien el lunes había declarado en un programa de televisión que esos meses serán ‘más fríos y tormentosos'.

Sin embargo, insistió en que el Ejecutivo está haciendo lo necesario para mantener el nivel de empleo y actividad y retomar un camino de crecimiento para 2019.

‘Todo lo que hemos hecho en estos últimos 90 días tienen que ver con eso, haber trabajado un acuerdo con FMI lo más rápido posible, en tiempo récord y por un monto inédito y un nivel de condicionamiento muy bajo', añadió.

Asimismo, apeló a la ‘responsabilidad' de todos para reducir la ‘vulnerabilidad' del país a la necesidad de financiamiento externo.

‘Estamos comprometidos con el camino de ir al equilibrio fiscal, porque es un problema argentino que tenemos hace más de un siglo. Es una tarea que es nuestra', remarcó Peña al ser consultado por si se esperan más despidos en el seno del Estado u otro tipo de medidas de achique. ‘El Estado tiene que hacer la tarea de ir ordenando sus cuentas', acotó.