Panamá,25º

12 de Dec de 2019

Economía

Desempleo en la región se eleva en primer trimestre

Hay 26 millones de personas desempleadas en la región y 140 millones que trabajan en la informalidad. El diagnóstico fue revelado por el director de la OIT durante el primer día de la reunión en Panamá

Durante el primer semestre de 2018, el desempleo en América Latina se incrementó a 8.8%, reveló en Panamá el director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, en el inicio de la 19ª Reunión Regional Americana.

Todo ese porcentaje se traduce, explicó Ryder, en 26 millones de personas desempleadas solo en esta región, con una proporción muy elevada de jóvenes (aunque no precisó números) y 140 millones en informalidad.

‘Hace unos meses pensamos que este año iba a detenerse la tendencia al alza del desempleo; y aunque el segundo semestre suele reducirse en el contexto de revisión del crecimiento, es poco probable que se invierta la tendencia negativa de los últimos años', señaló Ryder.

Cifras de la OIT indican que en América Latina y el Caribe la tasa de desempleo promedio de 2014 fue de 6.1% —mínimo histórico en la región—, en el 2015 se ubicó en 7.9%, en 2017 se elevó a 8.4% y para el primer trimestre de 2018 aumentó a 8.8%.

Ryder señaló que, en materia de empleo, en la región se puede percibir un ‘desencanto' general con las estructuras de gobierno, de las instituciones públicas y multilaterales.

Por su parte, en América del Norte se espera que el desempleo disminuya del 4.7% en 2017 a 4.5% en el 2018. Esto se debe a una caída en la tasa de desempleo, tanto en Canadá como en Estados Unidos, explica el organismo.

Respecto a América Latina, la OIT considera que en este momento la región necesita un crecimiento más acentuado, sostenible e inclusivo para reducir la pobreza de manera significativa, satisfacer las aspiraciones de la clase media y crear suficientes empleos de calidad.

‘Se estima que por cada décima de punto porcentual del PIB (producto interno bruto), se generan alrededor de 100,000 empleos. Cada año ingresan al mercado laboral alrededor de 5 millones de personas, por lo que el crecimiento debería ser de alrededor de 5% solamente para absorber a los nuevos entrantes al mercado laboral', según datos del informe de la OIT titulado ‘Preparando el futuro del trabajo que queremos en las Américas a través del diálogo social'.

BALANCE

El organismo se encuentra reunido en Panamá, como parte de su encuentro regional.

26 millones de personas sin empleo en América Latina.

140 millones de personas están en la informalidad en la región.

La tasa de desempleo en la región llegó a 8.8% en el primer trimestre de este año.

Ryder añadió que para solucionar los desafíos del mercado laboral se requieren procesos de diálogo entre los gobiernos, los representantes del trabajo y los empleados.

‘Creo que el diálogo social es un elemento esencial en la búsqueda de soluciones y desafíos del mercado del trabajo', expresó Ryder durante una conferencia de prensa previa a la reunión regional.

Ryder mencionó que, desde su experiencia en la organización, ha constatado la existencia de un déficit en diálogo social en las Américas, aunque considera que cada país tiene su particularidad, sus momentos más fáciles, más difíciles.

Sin embargo, añadió que el diálogo social ‘sigue siendo el tema pendiente a la consolidación permanente de procesos de diálogo nacional'.

Por otro lado, Ryder destacó los avances importantes en materia de diálogo social de Panamá, indicando que ‘con este gobierno hemos visto esfuerzos importantes; y entiendo que hay conflictos, pero se han hecho esfuerzos muy importantes en materia de diálogo social'.

Ryder dijo que la experiencia aquí demuestra que el compromiso con el diálogo social no está reñido con el dinamismo económico y empresarial. Todo lo contrario. ‘A través del diálogo social yo creo que se pueden echar los cimientos de procesos de desarrollo económico social', afirmó Ryder.

La 19ª Reunión Regional Americana se celebra del 2 al 5 de octubre en el Centro de Convenciones Atlapa, con la concurrencia de delegaciones de 35 países del continente, destacando la participación del director regional de la OIT para América Latina y el Caribe, José Manuel Salazar, y del ministro de Trabajo de Panamá, Luis E. Carles, quien fue elegido como presidente de la reunión.

Durante el cónclave se analiza y reflexiona ‘sobre el futuro del trabajo que queremos en las Américas a través del diálogo social, el cual no se debe limitar en el cambio tecnológico', concluyó Salazar.