La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Economía

Lenguajes del emprendedor

Para dominar conversaciones y aplicar estrategias eficientes. Aquí algunos conceptos que pueden ser útiles a quienes emprendan

Muchos emprendedores y empresarios buscan información, aliados estratégicos, inversionistas… forman equipo de trabajo, pero lo cierto es que cuando conversas o intercambias información, detectas que hay una falencia en su vocabulario o conceptos que impiden el crecimiento o el éxito del negocio.

Los emprendedores deben manejar un lenguaje que les permita realizar negociaciones eficientes, dominar las conversaciones y ciertos criterios para implementar estrategias y, de paso, aumentar la productividad.

No se trata de que seas el experto del tema, sino más bien que tengas un conocimiento que ayude a comprender una conversación que, al final, lo que busca es diversificarlas y el efecto que ellas producen. Consideramos estos tres lenguajes, que no solo deben ser manejados por las personas que ocupan el puesto dentro de empresa, también por los dueños, y cuyo objetivo final es evitar confusiones o desacuerdos.

Vocabulario financiero: todo emprendedor debe conocer estos conceptos básicos para tomar decisiones palpables acerca de dónde invertir el dinero y bajo qué parámetros, para obtener mayor ganancia. Lo segundo es la rentabilidad, pues debes estar seguro de si tu negocio está rindiendo; qué productos y clientes ayudan a rentabilizar la empresa; qué gastos elevados impactan el producto o servicio; la razón corriente que mide la liquidez de la empresa; el flujo de efectivo donde se muestran las entradas y salidas de dinero y cuál es el resultado final. Igualmente, muchos emprendedores y empresarios no contemplan el valor real de la empresa, ni analizar los estados financieros. Y finalmente, conocer el punto de equilibrio del negocio.

Vocabulario bancario: los bancos forman parte de las alianzas estratégicas que impulsan el crecimiento de las empresas. Muchos de los emprendedores desconocen ciertos conceptos bancarios y a veces, por no preguntar, se quedan sumergidos en la duda o la confusión sobre ciertos productos o servicios.

Les comparto algunos conceptos básicos para todo emprendedor:

Apalancamiento. Es cuando un banco otorga un financiamiento para el crecimiento de un negocio. Puede ser un préstamo, línea de crédito, préstamo comercial. La diferencia de cada uno determina el uso y el resultado esperado.

Para aplicar a un financiamiento pueden pedir una carta de término, que es la notificación de que el crédito solicitado por el cliente ha sido aprobado, es decir, se detalla las condiciones del crédito que se necesitan para aplicar.

Los emprendedores deben manejar un lenguaje que les permita realizar negociaciones eficientes, dominar las conversaciones e implementar estrategias

La carta promesa, en cambio, es la que suministra el banco con el crédito aprobado para cancelar otros créditos de otros bancos, es decir es una promesa de pago donde la persona se compromete a cancelar la deuda.

Otros conceptos que forman parte del vocabulario bancario son la minuta de cancelación, que consiste en la descripción de un préstamo que es cancelado.

La minuta de compra y venta es un documento legal donde se describe el posible comprador y vendedor del bien inmueble, equipo u otros y se detalla la transacción.

También están el leasing (arrendamiento financiero de equipos y autos) y el factoring.

Vocabulario contable. La contabilidad es donde se empieza a escribir la historia numérica de la empresa para posteriormente hacer el análisis de la salud financiera.

Todo emprendedor debe tener presente y saber la diferencia entre activos y pasivos, capital vs patrimonio, costos y gastos, depreciación y beneficios fiscales.

Definitivamente que la lista continúa, pero estos son conceptos básicos y puntuales que debe conocer todo emprendedor, y a medida que el negocio vaya creciendo. Así mismo debe aumentar su lenguaje o vocabulario para que lo aplique en el negocio y obtenga resultados óptimos.

ESPECIALISTA PYMES