Panamá,25º

15 de Dec de 2019

Economía

Air Panama asegura que sus aviones son seguros y confiables

Un llamado a una revisión de sus aeronaves Fokker 50 provocó la suspensión de los vuelos a las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro, el pasado sábado 5 de octubre. La medida, que duró 12 horas, afectó a unos 500 pasajeros

Air Panamá es la principal aerolínea doméstica del país, con más de 15 años volando desde el Aeropuerto Internacional “Marcos A. Gelabert”, en Albrook.Archivo | La Estrella de Panamá

El presidente ejecutivo de Air Panama, Eduardo Stagg, reiteró ayer a este diario que el mantenimiento de sus aviones se lleva en estricto cumplimiento y que la documentación está en orden, toda vez que el sábado pasado los vuelos de sus aeronaves Fokker 50 fueron suspendidos temporalmente por las autoridades competentes para una revisión rutinaria.

El sábado último, unos 500 pasajeros, que se dirigían a las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro, fueron sorprendidos cuando llegaron al Aeropuerto Internacional “Marcos A. Gelabert”, ubicado en Albrook, y se encontraron con esta suspensión, lo que les causó molestias porque no se les había informado con anticipación.

La medida también causó incertidumbre entre los representantes de la compañía aérea panameña, que reconocen que las autoridades están en todo su derecho de ejecutar este tipo de acciones, pero manifiestan que deben considerar el impacto que esto puede tener para el público.

Los representantes de Air Panama habían sido notificados la noche del viernes pasado de esta suspensión por parte de la Autoridad Aeronáutica Civil (ACC) de Panamá, por lo que no tuvieron el tiempo suficiente para transmitir a sus clientes el percance, sino el mismo sábado a medida que iban llegando a la terminal aérea.

La suspensión se produjo el sábado 5 de octubre desde las seis de la mañana y a las seis de la tarde del mismo día la aerolínea reanudó sus vuelos a los destinos mencionados.

La empresa desde el mismo día informó que cumplía al pie de la letra con el mantenimiento de sus aeronaves recomendado en los manuales del fabricante y que utilizan para ello solo talleres autorizados y de renombre en la industria de la aviación.

Todo en orden

Stagg dijo ayer que la documentación de los mismos está en orden y que la AAC ha sido extremadamente minuciosa en su inspección para garantizar al público la seguridad y confiabilidad, luego de su respaldo como autoridad competente.

El ejecutivo de Air Panama indicó también que por el momento no se puede cuantificar el impacto económico que ocasionó la medida de suspensión, pero aseguró que los pasajeros fueron luego reubicados en posteriores vuelos.

“La reputación de la empresa se puso públicamente en escrutinio, (pero) sacando lo positivo creo que cuando las personas vean nuestros aviones en la línea de vuelo sabrán (...) que los mismos reciben un riguroso mantenimiento de parte nuestra y esto es siempre vigilado muy de cerca por la AAC”, respondió Stagg a La Estrella de Panamá.

“Lo que sí se vio afectado y es una realidad es que de nuestra empresa dependen comunidades enteras, a las que llevamos y traemos a sus habitantes, sus médicos, sus maestros, sus policías, sus turistas, sus medicinas, los insumos para realizar sus faenas. Evacuamos a sus enfermos y tantas otras cosas que nos hacen parte vital de la red de transporte del país”, puntualizó Stagg.

Air Panama realiza tres vuelos diarios a David (Chiriquí), como a Bocas del Toro, además de un vuelo a Changuinola (Bocas del Toro) y a San José (Costa Rica).

La compañía cuenta con tres aeronaves Fokker 50, las cuales la empresa garantiza que son “seguras y confiables”, y adecuadas para las rutas cortas.

Air Panamá es la principal aerolínea doméstica de Panamá con más de 15 años volando desde el Aeropuerto Internacional de Albrook “Marcos A. Gelabert”.

Desde el 2004 ha transportado a más de 4 millones de pasajeros y completado más de 100,000 vuelos, según datos proporcionados por la compañía.

El inesperado imprevisto del sábado pasado se da luego de un incidente que se suscitó el 5 de septiembre, cuando un avión de esta aerolínea tuvo un percance con uno de los motores en pleno vuelo cuando se dirigía a la ciudad de David, en la provincia de Chiriquí.