Temas Especiales

15 de Aug de 2020

Economía

Llevar la camisa puesta

Llevar la camisa puesta

En su artículo de mayo de este año en el Harvard Business Review, Matt Perry afirma que después de encuestar a más de 19,000 colaboradores en todo el mundo, únicamente el 16% dijeron que se sentían completamente comprometidos con las organizaciones para las cuales laboraban. En dicho estudio se evaluaron diferentes factores para tratar de explicar esta falta de compromiso que, claramente, impacta la productividad de las empresas. Se aislaron factores como edad, sexo, ubicación de la empresa y, posiblemente, hasta la temperatura en la cual ponían el termostato. Concluyeron que ninguno de los elementos aislados eran determinantes en el nivel de compromiso que un colaborador siente hacia su empresa, excepto por uno. Estos investigadores lograron identificar que el nivel de compromiso de colaboradores que eran parte de un equipo de trabajo es consistentemente mayor que aquellos colaboradores que no lo son. En la Unión Europea, por ejemplo, identificaron que 29% de los colaboradores que están en equipos de trabajo están completamente comprometidos con el mismo, pero, para los que no son parte de un equipo, ese numero cae a 7%.

El concepto de trabajo en equipo no es nuevo. Por años las organizaciones han confiado en equipos o grupos de trabajo para atacar problemas o proyectos complejos y obtener resultados positivos. Sin embargo, la discusión sobre el trabajo en equipo se ha vuelto más preponderante, como se puede evidenciar en la literatura actual sobre liderazgo, 'coaching', efectividad de equipos y otros temas relacionados. Ya sabemos que vivimos en un entorno profesional globalizado, complejo y volátil. También sabemos que las herramientas tecnológicas nos llevan a prácticas mas colaborativas a través de fronteras físicas y virtuales. De lo que a veces no nos percatamos es de que prácticas de gestión que estamos utilizando se han quedado atrás y que la necesidad de utilizar equipos multidisciplinarios para solucionar problemas en este entorno cada vez más complejo y acelerado, es de importancia estratégica.

Los términos “grupo” y “equipo” de trabajo con frecuencia se usan como sinónimos, pero en realidad no son lo mismo. Primero, es importante recalcar que no todos los grupos de personas deben o tienen que trabajar en equipo. Trabajar en equipo tiene sentido cuando individuos necesitan trabajar juntos para lograr un propósito común, cuando desarrollan productos colectivos que los obliga a tener un nivel de interdependencia o cuando necesitan tomar decisiones con responsabilidades compartidas. En realidad, cuando se va más allá de solo compartir información. En resumen, un equipo es un grupo pequeño de personas que, trabajando en colaboración, y se rinden cuenta mutuamente, para lograr un propósito común y una serie de metas de desempeño.

¿A que nos lleva este preámbulo? Es evidente que para que los equipos de trabajo logren sus metas en este entorno global, volátil y complejo, es necesario que estos sean diseñados debidamente, que se incentiven metas grupales y que los equipos sean apoyados durante su ciclo de vida por coaches de equipo que sean competentes para intervenir en los momentos adecuados.

El Coach de Equipos trabaja con equipos en tiempo real, durante reuniones de trabajo, para expandir su autoconciencia, profundizar sus capacidades y ampliar sus habilidades para transformar los niveles de efectividad, cohesión y desempeño del equipo. De esta manera el equipo se observa a sí mismo en acción, gana conciencia y entendimiento de lo que está ocurriendo, entre ellos mismos diseñan un enfoque y una solución a lo que está ocurriendo y, finalmente, el mismo equipo lo implementa. Esto resulta en una solución sostenible que incrementa el nivel de compromiso y en “ponerse la camisa”.

El autor es Coach Ejecutivo y Coach de Equipos y credencializado Professional Certified Coach (PCC) por el International Coach Federation. Miembro de la Directiva de ICF Capítulo Panamá.

El Capítulo de Panamá de la International Coach Federation –ICF es una asociación sin fines de lucro, comprometida con el fomento y la difusión de la práctica profesional y ética del coaching. Está afiliada a la International Coach Federation-ICF, la organización global más grande y reconocida de Coaching.

www.icfpanama.org

www.coachfederation.org