Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Economía

Importaciones y deudas del Gobierno afectan la producción de cerdo

Hasta abril 2020, el país importó el equivalente a 11,165 cerdos locales; además de que el Gobierno Nacional adeuda a los procesadores $8 millones

Jamón 2019
Los porcicultores apoyan el Plan Panamá Solidario, pero aún la adeudan los jamones navideños de 2019.Archivo | La Estrella de Panamá

La importación de cerdo, la no cancelación de $8 millones correspondientes a los jamones de la Navidad de 2019 por parte del Gobierno Nacional, el limitado horario de las cadenas de suministros de atención y entrega, así como la irregular operación de los mercados públicos, tienen en jaque a los productores de cerdo.

Mediante una carta enviada al presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, la Asociación Nacional de Porcinocultores (ANAPOR), enumeró lo que hoy les afecta para mantener la producción y suplir el Plan Panamá Solidario en medio de la pandemia COVID-19.

En la nota, Carlos E. Pitty, presidente de la ANAPOR indicó que por mes, luego del llamado de solidaridad del Gobierno, algunas empresas han continuado con las importaciones de producto de cerdo. "Si una parte de esta importaciones se destinara a la compra de producto nacional, el sector empezaría a dar un giro hacia la normalidad y el aporte del gobierno dirigido a sostiene el sector porcino puede ser mejor administrado", destacó.

Pitty se refiere a que por mes según cifras de la Autoridad Nacional de Aduanas, luego de la importación del contingente del año 2020 en enero del Tratado de Promoción Comercial con Estados Unidos han ingresado hasta abril 2.2 millones de libras de productos de carne de cerdo adicionales, el equivalente a 11,165 cerdos de la producción nacional.

DEDUDAS

Otra de las dificultades es la larga rotación de cuentas por cobrar con el Gobierno Nacional. "A la fecha, todavía no han sido canceladas las compras de los jamones de la Navidad 2019; lo que se suma a las cuentas de las compras para el Plan de Solidaridad y Garantía Alimentaria", afirmó.

El porcicultor destacó que "la cadena de suministro está limitada, debido a los horarios de atención y de entrega de productos. Ahora los centros de venta de alimentos compran menos producto de cerdo". Sugirió que se mejore o modifiquen los protocolos sanitarios para favorecer la cadena de suministro.

Los mercados públicos no están operando normalmente y la oferta de carne en estos sitios es mínima, aclaró el representante de la ANAPOR. "Es el caso del Mercado Público San Felipe Neri, desde la administración del alcade, José Isbel Blandón, está en reconstrucción. Por ese mercado circulaba el 5% de la producción nacional de carne fresca de cerdo y hoy no ofrece servicio", detalló.

Actualmente la actividad porcina aporta más de $70 millones a la economía y mantiene a más de 3,600 familias en regiones donde son escasas las oportunidades de empleo.

"Hoy día, nuestro sector se enfrenta a un mercado nacional reducido. Los hoteles y restaurantes no están operando, los mercados públicos no operan o trabajan con muchas limitaciones, las tiendas y mini super, también laboran a mínima capacidad y los supermercados han reducido su oferta, principalmente por poblemas en la cadena de abastecimiento. Todo lo anterior es el resultado de las medidas que se han tenido que adoptar para evitar la transmisión sin control del COVID-19 y la industria lo acepta en completa solidaridad con la nación", afirmó el productor.