Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Economía

Empresarios rechazan la cuarentena y piden evaluación de la medida

Le exigen al Gobierno que implemente una estrategia integrada, coherente y viable para salir de la crisis

Panorámica Panamá
El gobierno aprobó una serie de estímulos y facilidades, sin embargo, sin movilización no funcionan.Aris Martínez | La Estrella de Panamá

"No podemos bajo ninguna perspectiva aceptar que la cuarentena es la dirección correcta, debemos identificar como país medidas efectivas que permitan mejores resultados, reduzcan la incertidumbre y detener el deterioro del sector productivo formal", afirmó el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Julio de La Lastra durante una conferencia de prensa.

De La Lastra y un grupo de representantes de los diferentes gremios empresariales se manifestaron este martes, 29 de diciembre, en rechazo de la reciente cuarentena decretada por el Gobierno Nacional y exigieron que esta medida sea revisada.

Billeteros en la nueva normalidad

Lotería suspende los sorteos por la cuarentena en Panamá y Panamá Oeste

Lee más

"El Conep y gremios representativos del sector productivo conscientes que la prioridad es y será salvaguardar la vida y el bienestar humano, hacemos un llamado al Gobierno Nacional a que implemente una estrategia integrada, coherente y viable que conjugue las variables sanitarias, económicas y sociales donde las acciones una vez implementadas permitan al país salir de la crisis que enfrentamos".

La presidenta de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), Elisa Suárez, por su lado, dijo que pese a las tantas reuniones con las autoridades y las propuestas que se les hizo les resultó preocupante la forma en como se estableció la nueva medida de carentena porque se enteraron de ello de la misma forma en que lo hizo cualquier otro ciudadano de este país.

En ese sentido consideró que habían medidas adicionales que se podían tomar desde antes como establecer por ejemplo el uso de mascarillas y caretas; y para esto el sector privado, a través del programa Todo Panamá, ya había repartido más de 500 mil en este país.

Incluso, añadió, se podían hacer reducciones de jornadas laborales en algunos sectores laborales que ya estaban completos trabajando, como lo es el sector construcción.

Otra situación que, según Suárez, los agarró por sorpresa fue el Decreto 229 del 15 de diciembre, pues se promulgó pese a que habían estado buscando que se hiciera algo coherente, con sentido y que preservara los más importante, la reactivación de los puestos de trabajo. 

Precisó que hasta este momento solo se han podido reactivar 105 mil contratos de trabajo y solo se han podido reabrir 8,001 empresas de más de 20 mil. 

"¿Qué queríamos? poder seguir reabriendo y recontratando", pero "con las medidas de cuarentena y con las medidas de restricción de movilidad lo que posiblemente va a pasar es que las empresas que estaban listas para entrar, y pudiesen haber comenzado a trabajar y a reactivar de manera gradual los contratos ahora están en  riesgo y es posible que ni siquiera podamos seguir sosteniendo a los 105 mil contratos que tenemos rectivados", advirtió Suárez.

El presidente de la Cámara de Comercio Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP), Jean Pierre Leignadier, dijo que es evidente que sin salud no hay economía y que sin economía no hay sustento para una sociedad saludable. 

Coincidió en que"la medida de cuarentena va a tener un impacto importante en empresas de todo tamaño que serán forzadas a cerrar después de un esfuerzo de recuperarse en los últimos meses".

Sin embargo, agregó que esta situación va mucho más allá de las empresas que desde hace diez meses hay un impacto en la economía personal y en la economía de miles de hogares; y es responsabilidad del Gobierno de no quedarse en una acción y las preguntas que se vienen haciendo desde hace meses es ¿cuáles son los planes?

"¿Cuál es el plan durante la cuarentena y después del 14 de enero (2021)? ¿Qué pensamos alcanzar con esta medida? ¿Reducir el RT a cuánto? ¿Reducir los casos a cuánto? ¿Qué acciones específicas se van a realizar durante los 14 días de cuarentena en las comunidades donde están los principales focos de contagios? ¿Qué planes hay para la creación de empleos frente a los más de 400 mil desempleados que tenemos? ¿Cuál es el plan de reactivación de la economía? ¿Qué planes hay para reducir las jornadas del sector público y con este ahorro apoyar a las personas con empleos suspendidos?

Leignadier señaló que el sector privado y la sociedad civil han apoyado en el combate del virus a través del movimiento Todo Panamá y similares a lo largo de todo el país y reiteró su disposición para apoyar e implementar planes estructurados y coherentes, que tomen en consideración los aspectos de salud, economía y bienestar social.

Por lo anterior, De La Lastra consideró que "ante cualquier acción jurídico -laboral, en temas de reactivación económica, que pueda impactar la sostenibilidad de las empresas y las fuentes de empleo, el sector empleador del país representado por Conep debe ser consultado y ser parte activa en la toma de decisiones de estas disposiciones, para lograr soluciones cuya implementación y cumplimiento sea factible ycónsona con la realidad tan compleja que actualmente vive el país"

En ese sentido señaló que la reciente medida de establecer cuarentena en las provincias de Panamá y Panamá Oeste, "atenta directamente contra la  sostenibilidad de las empresas".

En este contexto, De La Lastra expresó que un gran número de éstas han realizado un esfuerzo extraordinario en la búsqueda de recursos para reabrir sus operaciones, cumpliendo con todas las medidas y regulaciones de bioseguridad exigidas por el Ministerio de Salud (Minsa), con el propósito de avanzar inicialmente con la reapertura y en el corto plazo, con la reactivación de la economía, tratando de esta forma de proteger las fuentes de empleo, cuidar a los colaboradores y volver a generar lo que históricamente ha hecho el sector privado: bienestar para el país.

"Somos de la firme opinión, que la certeza del castigo debe prevalecer de manera sistemática sobre aquellos que incumplan las medidas establecidas por las autoridades. Luego de diez meses de paralización del sector productivo establecer una nueva cuarentena generará un continuo deterioro del sector productivo formal, el cierre definitivo de operaciones de cientos de empresas, miles de empleos perdidos y aumento de la informalidad.

Frente a este panorama que se vuslumbra, destacó que desde el inicio de la pandemia, el sector privado ha presentado propuestas específicas para ser consideradas e integradas a la estrategia de reactivación económica del país.

No obstante, "no hemos visto ningún paso firme de implementación sobre las múltiples propuestas realizadas.

Demandamos al Gobierno Nacional de manera urgente presentar el Plan de reactivación económica al país, informar sobre el cronograma de aumento de capacidad del sistema de salud para los próximos treinta días y el plan de vacunación a realizarse de manera inminente".

Reiteró la permanente disposición y compromiso de los empresarios para trabajar en función de los mejores intereses del país.

Durante la conferencia, el sector privado abordó ciertos puntos con relación a la difícil y complicada situación que ha impuesto la pandemia de la covid-19, sin embargo, para De La Lastra destacó  que la   Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente en la ausencia de afectaciones o enfermedades. "Esta definición es crucial para definir cuáles deben ser nuestras acciones a futuro", afirmó.

Citó que una frase que han sostenido desde un principio y a lo largo de la pandemia de la covid-19, es que "sin movilidad de los ciudadanos, no hay consumo, y si no hay consumo no hay ventas y sin ventas no subsiste la empresa y no se pueden mantener las plazas de trabajo; y sin empresas ni colaboradores no hay pago de tributos e impuestos al Estado. Todos nos afectamos".

El empresario explicó que mediante los tributos que generan la empresas y pagan los colaboradores es que los gobiernos pueden invertir en salud, en obras sociales, en infraestructuras, seguridad, educación, y entre otras necesidades básicas y servicios que requiere la población.

Enfatizó que la recuperación económica no sólo es importante para la empresa privada y sus colaboradores sino también para el funcionamiento del Gobierno Nacional y de todas las instituciones que requieran de los impuestos para funcionar adecuadamente.

Para el empresario, cortar ese balance entre salud y economía es crucial y de vital importancia. "Nos toca a los ciudadanos contribuir con las medidas de bioseguridad y cuidarnos los unos a los otros en contra de las posibilidades de contagios y al gobierno le toca asegurarse que tengamos suficientes capacidades hospitalarias, insumos y personal médico para que puedan atender la demanda de los casos", subrayó. 

Para De La Lastra, la meta debe ser lograr una mejor sociedad para todos. "Que quede claro el sector privado busca rescatar la mayor cantidad de plazas de trabajo; y esto de la única forma que conocemos se puede lograr es mediante la preservación de la empresa privada" .