28 de Sep de 2021

Economía

La inflación en Brasil fue de 0.31% en abril, pujada por el alza de los medicamentos

El precio de ocho de los nueve grupos de productos y servicios analizados subieron, entre lo que destacan el sector de salud y cuidados personales

Inflación en Brasil
La aceleración en el grupo de alimentos fue impulsada sobre todo por la subida de los precios de carnes, leche, pollo y tomate.Archivo | EFE

La inflación en Brasil avanzó un 0.31% en abril, lo que supone una fuerte subida con respecto al mismo mes de 2020 (-0.31%), pero una desaceleración frente a marzo pasado, según informó este martes el Gobierno.

La tasa en abril desaceleró 0.62 punto porcentual con respecto a marzo (0.93%) y fue presionada por el aumento de los precios de productos farmacéuticos, que subieron un 2.69%, de acuerdo con un informe divulgado por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

"El primero de abril fue concedido el reajuste de hasta 10.08% en el precio de los medicamentos, dependiendo de la clase terapéutica", señaló en la nota el gerente de la pesquisa, Pedro Kislanov, quien agregó que, por ello, el resultado del indicador ya era "esperado".

Ocho de los nueve grupos de productos y servicios analizados por el IBGE registraron subidas en los precios en abril, entre lo que destacan el sector de salud y cuidados personales, que avanzó el 1.19%, y el de alimentos y bebidas, que encareció un 0.40%.

La aceleración en el grupo de alimentos fue impulsada sobre todo por la subida de los precios de las carnes (1.01%), la leche (2.40%), el pollo en trozos (1.95%) y el tomate (5.46%), lo que hizo que la alimentación en casa se volviera más cara (0.47%) que el mes anterior y presionara la tasa.

La única caída observada en el mes fue en el grupo de transportes, que bajó un 0.08% tras el avance del 2.28 % y 3.81% en febrero y marzo, respectivamente.

El IBGE subrayó que en esa categoría destacó la caída en los precios de los combustibles, en especial de la gasolina, que bajó un 0.44% en abril tras encadenar 10 meses consecutivos de alzas.

Pese a la caída mensual, en los últimos 12 meses la inflación acumula un alza del 6.76%, por lo que permanece por encima del techo de la meta fijada por el Gobierno para este año, de 3.75% con un margen de tolerancia de 1.5 puntos porcentuales, lo que permite una variación entre un mínimo de 2.25% y un máximo de 5.25%.

Ya en el acumulado de los cuatro primeros meses de 2021, la tasa de aumento de precios registró una subida de un 2.37%.

Brasil, la mayor economía de Sudamérica, terminó 2020 con una inflación del 4.52%, la más elevada desde 2016 (6.29%).

En medio de la fuerte presión inflacionaria, el Banco Central elevó la pasada semana la tasa básica de interés en 0.75 puntos porcentuales, hasta el 3.5% anual, lo que supone el segundo aumento consecutivo de los tipos con el fin de contener el alza del indicador.