20 de Oct de 2021

Economía

ARPA, por una alianza logística nacional y aprobación de ley de cabotaje

La Asociación de Armadores Panameños (ARPA) hizo un llamado a las diferentes organizaciones que conforman el hub logístico panameño a consolidar una “Alianza Logística Nacional”, con el objetivo de frenar los constantes abusos y ataques de empresas extranjeras que pretenden acaparar y desplazar al hub logístico panameño.

ARPA, por una alianza logística nacional y aprobación de ley de cabotaje
Vista del Canal de Panamá.Archivo | La Estrella de Panamá

La Asociación de Armadores Panameños (ARPA) hizo un llamado a las diferentes organizaciones que conforman el hub logístico panameño a consolidar una “Alianza Logística Nacional”, con el objetivo de frenar los constantes abusos y ataques de empresas extranjeras que pretenden acaparar y desplazar al hub logístico panameño.

Si bien es cierto -dice ARPA- que hay empresas internacionales que practican la equidad de mercado con Panamá, también es una realidad lo que sucede con otras “Empresas-Estado” que piensan que Panamá pro mundi beneficio es un lema colgado en nuestro escudo nacional para abusar de los panameños.

Este viernes, luego de 24 horas de paro indefinido por parte de la Coordinadora de Transporte Terrestre de Carga Contenerizada, se logró la firma de un acuerdo con dos transnacionales que tuvo el aval del gobierno nacional y la colaboración de ARPA, la Cámara Marítima de Panamá y otras organizaciones del sector logístico.

Sin embargo, la preocupación de los gremios y empresarios panameños sigue latente, debido a que varias empresas foráneas realizan operaciones y labores reservadas para los panameños, haciendo uso de su influencia diplomática, política y económica y, en muchos casos, en plena violación de las leyes panameñas.

Para el presidente de ARPA, Rodrigo Hernández, el acuerdo logrado marca un un antes y un después, un precedente en la solidaridad entre dos gremios que juntos contribuyen en la gestión logística del país, pues han sido años de lucha por tratar que los gobiernos y las naciones, entiendan que “Panamá pro mundi beneficio” no significa la entrega de nuestros recursos para el beneficio de todo el mundo, sino más bien es una contribución al comercio de las naciones, tal y como lo ha sido el Canal de Panamá.

Hernández indicó que la injusticia que golpea a los transportistas de carga contenerizada, se replica a otros sectores como las industrias marítimas auxiliares, ya que las empresas extranjeras, provenientes de países normalmente exportadores de capital, se aprovechan de las ventajas de los acuerdos de tributación para competir de manera desleal con los panameños, además de esto, no generan empleos, no pagan impuestos, manipulan regulaciones y practican el “price dumping”.

“Por estas y otras razones, deseamos consolidar una alianza, honesta y fuerte, no sólo en contra de quienes pretendan un desplazamiento de la industria nacional concerniente a lo marítimo, terrestre o aéreo, sino también a favor de todo lo que nos une como nacionales del país más estrecho entre dos mares”, apuntó Hernández.

En ese sentido, el presidente de ARPA también explicó la necesidad de que se apruebe el proyecto de ley de cabotaje que pasó a segundo debate en la Asamblea Nacional y con el cual se establecen regulaciones para evitar que empresas extranjeras sigan realizando actividades dentro de la industria marítima auxiliar, sin ningún tipo de control ni requisitos, en detrimento de la mano de obra panameña, así como de la inversión y empresas locales.

“El país cuenta con una ley de cabotaje terrestre y aéreo y solo faltaría la ley de cabotaje marítimo, que es una deuda que se tiene con este sector”, sostuvo Hernández. "Hay un nuevo grito de libertad en Panamá".