27 de Sep de 2022

Economía

La deuda pública de Brasil cae por novena vez y llega al 77,6 % del PIB

La mayor economía de Latinoamérica disminuyó su deuda bruta en 0,4 puntos porcentuales con respecto a junio, principalmente como consecuencia del 'efecto del crecimiento del PIB nominal' y las 'amortizaciones netas de deuda'

Billetes de reales.
Billetes de reales.EFE

La deuda pública de Brasil se redujo en julio por novena vez consecutiva hasta situarse en el equivalente al 77,6 % del Producto Interno Bruto (PIB), en línea con el déficit fiscal, que cayó hasta el 3,83 % del PIB, informó este miércoles el Banco Central.

La mayor economía de Latinoamérica disminuyó su deuda bruta en 0,4 puntos porcentuales con respecto a junio, principalmente como consecuencia del "efecto del crecimiento del PIB nominal" y las "amortizaciones netas de deuda", señaló el órgano emisor en una nota.

La deuda pública brasileña sigue una tendencia a la baja desde que a principios del año pasado alcanzó el 90 % del PIB, época en la que el Gobierno federal disparó los gastos para mitigar los impactos de la pandemia de coronavirus.

En los meses siguientes hubo algún leve repunte, pero desde octubre solo ha registrado caídas, encadenando hasta el momento nueve consecutivas.

La recaudación récord de impuestos, unida a la leve recuperación de los principales indicadores macroeconómicos, ha permitido reducir el porcentaje de deuda en relación al PIB.

Por otro lado, el déficit fiscal nominal, que incluye el resultado del sector público primario y el pago de los intereses de la deuda, se redujo igualmente desde el 4,23 % del PIB en junio hasta el 3,83 % reportado el mes pasado, en la comparación interanual.

La caída fue posible gracias a que Brasil registró en julio pasado un superávit primario, que engloba las cuentas de los Gobiernos federal, regionales y municipales, y algunas empresas públicas, aunque sin incluir los intereses, de 20.400 millones de reales (unos 4.000 millones de dólares).

Esa cifra fue récord para el mes desde que comenzó la serie histórica, en diciembre de 2001.

La economía brasileña se encuentra en fase de recuperación tras rebotar un 4,6 % en 2021, cuando superó la caída del 3,9 % que registró en 2020 por los efectos de la pandemia de coronavirus, aunque sufre una alta inflación del 10 % interanual.

Para este año, el Gobierno brasileño prevé una expansión del PIB del 2,0 %, en línea con las expectativas del mercado financiero y ligeramente por encima del 1,7 % apuntado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).