Autoridad del Canal de Panamá multiplica por 7 los ingresos del Canal

Actualizado
  • 15/08/2014 02:00
Creado
  • 15/08/2014 02:00
Entre el año 2000 y el 2013, ha entregado de forma directa 9,728.2 millones de dólares al Tesoro Nacional

El 15 de agosto de 1914, hace hoy 100 años, el Canal de Panamá abrió sus compuertas para cambiar el mapa marítimo de América y el mundo. Panamá, sin embargo, tuvo que esperar 85 años para ver beneficios directos en su economía del gran sacrificio que había hecho como país al hipotecar parte de su territorio y soberanía.

Durante el tiempo que la vía estuvo bajo la administración de Estados Unidos, se entregó al Tesoro Nacional panameño la suma total de 1,833 millones de dólares. La administración panameña consiguió en solo 13 años septuplicar las ganancias.

Datos oficiales de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) revelan que hasta el año fiscal 2013, se depositaron en las arcas del Estado 9,728.2 millones de dólares, lo que supone un incremento de 1,302.27%, al compararlo con la gestión estadounidense.

Este año (2014), la ACP proyecta entregarle al Tesoro Nacional aproximadamente 1,099.8 millones de dólares (2.4% del PIB).

Una vez entre en operación el tercer juego de esclusas, que ofrecerá la posibilidad del tránsito de buques de mayor calado por la vía interoceánica, la ACP proyectar inyectar al Tesoro aproximadamente 1,260 millones de dólares, a partir del 2015.

LOS MÁS SIGNIFICATIVOS

Desde el año 2000 al 2013, el Canal de Panamá ha aportado de forma directa 9,728.2 millones de dólares al Tesoro Nacional.

En 2013, recibió 981.8 millones de dólares, lo que significó un incremento de 2.2% a lo presupuestado para ese año.

Para el 2012, el aporte al Tesoro ascendió a 1,032.3 millones de dólares, 8.6% más de lo presupuestado para ese año. Y para el 2011, la ACP entregó aportes al Tesoro Nacional por 1,043.1 millones de dólares, considerada la mayor suma entregada en los 11 años de administración panameña del Canal.

Hoy, luego de un siglo de operación, la vía sigue vigente y se apresta a incrementar sus servicios con la puesta en marcha del tercer juego de esclusas, actual proyecto de ampliación del Canal.

La ampliación de la vía es un sueño tangible y tan ambicioso como la misma idea de su primera construcción, en el siglo XVII.

La idea de unir el Atlántico con el Pacífico data de la época colonial española, pero no fue hasta 1880, cuando los franceses lo intentaron por primera vez. Tras la muerte de unas 20 mil personas y múltiples enfermedades, la empresa que encabezó Fernando de Lesseps se declara en bancarrota y suspende la obra. No fue hasta 1904 cuando un grupo de estadounidenses vieron el potencial del proyecto de ingeniería más grande de esa época y reactivaron la construcción. Diez años más tarde, culminaron con éxito el ambicioso proyecto que atraviesa el istmo y conecta ambos mares.

Los ‘gringos’, como comúnmente se les conoce a los estadounidenses aquí, a diferencia de los franceses, idearon un canal de compuertas, 46 para ser exactos, que distribuyeron en tres juegos de esclusas, en Gatún, Pedro Miguel y Miraflores.

Al terminar el proyecto, los estadounidenses operaron y administraron la vía interoceánica bajo un acuerdo a perpetuidad, situación que cambió a favor de los panameños hace solo 37 años, con la firma de los Tratados Torrijos-Carter, en 1977, cuando se inició el proceso nacional para recuperar los derechos de uso de las tierras de la una vez llamada ‘quinta frontera’.

El 31 de diciembre de 1999, Panamá recibió el 100% de los activos que administraban los estadounidenses. Ese día, en vísperas de un nuevo siglo, una nueva historia se escribía en la memoria de miles de panameños. Para ese tiempo, quizás ninguno se imaginaba lo importante que sería para la economía nacional el tránsito de carga y buques.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus