Panamá aumenta uso de tarjetas prepagadas

Actualizado
  • 28/08/2013 02:00
Creado
  • 28/08/2013 02:00
PANAMÁ. El uso del papel moneda, y especialmente de los cheques, está cada vez más cerca de quedar relegado en la historia.

PANAMÁ. El uso del papel moneda, y especialmente de los cheques, está cada vez más cerca de quedar relegado en la historia.

En Panamá ya se ha hablado de que la emisión y manejo de cada cheque por parte del Gobierno para cualquiera de sus programas sociales le cuesta aproximadamente $23.

Por su parte, estudios realizados por MasterCard destacan que el uso del dinero en efectivo genera un costo que va del 0.6% al 1.5% del producto interno bruto de un país.

Es por ello que cada vez se hacen mayores esfuerzos por relegar el uso de medios tradicionales para desembolsar o recibir dinero.

SOLUCIONES PLÁSTICAS

Tal es el caso de MasterCard, que en las próximas semanas informará sobre la entidad bancaria panameña que ofrecerá su tarjeta prepagada, un producto ideal para personas que no tienen acceso directo a un banco, de acuerdo con Ignacio Plata, gerente general de MasterCard para Panamá, El Salvador y Nicaragua.

‘Este producto servirá como tarjeta recargable y permitirá que el salario de los empleados de cualquier planilla sea depositado directamente a la tarjeta en cada período de pagos’, explicó Plata para el caso de que una empresa adquiera este método de pago.

Sin embargo, muchas son las partes que se beneficiarán con el uso de este método de pago, ya que el banco crea cuentas individuales para cada tarjetahabiente, pudiendo requerir menos información que con una cuenta bancaria tradicional.

Particulares también se beneficiarían de este tipo de tarjetas. Los jóvenes podrán recibir la mesada de sus padres, las compras corporativas pueden realizarse con menor papeleo, las realizadas por internet podrán hacerse sin la necesidad de una tarjeta de crédito, e incluso los pagos de los corredores ‘en un futuro hipotético’, podrían hacerse con una misma tarjeta, compartió Ignacio Plata.

Considerando que en países como México y Brasil existe un 64% de empleados sin una cuenta bancaria y otro 40% que recibe su sueldo en efectivo o cheque, surge entonces esta tarjeta que apunta directamente a mejorar estos aspectos.

Desde el 2010 y hasta el 2017 las proyecciones de crecimiento mundial en soluciones con tarjetas prepagadas de este tipo será del 22%, junto a un estimado de $822 mil millones, mientras que en América Latina y el Caribe se experimentará un crecimiento del 37%, sumando unos $133 mil millones.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus