Singapur, el paraíso de los negocios de la Birmania golpista

Actualizado
  • 28/02/2023 08:53
Creado
  • 28/02/2023 08:53
En pleno corazón comercial de Singapur, un rascacielos se abre hueco entre las tiendas de lujo

Lujosos apartamentos, casas junto al mar y empresas en el distrito financiero. Singapur, principal inversor extranjero de Birmania, es acusado de acoger a "asociados" de la junta golpista birmana y servir de plataforma para sus negocios, mientras el país se hunde en la miseria y el conflicto.

En pleno corazón comercial de Singapur, un rascacielos se abre hueco entre las tiendas de lujo. Entre sus acaudalados inquilinos se sospecha que figura Naing Htut Aung, un prominente traficante de armas del Ejército responsable del golpe de Estado de Birmania del 1 de febrero de 2021.

Según dice a EFE un empleado de Orchard Residences, el birmano y su esposa, Wai Wai Yin, residen en un apartamento de la planta 44 del edificio, con viviendas que rondan los 10 millones de dólares, de acuerdo con la firma PropertyGuru. "En este momento no están, viajan mucho, solo está su hijo", asegura el trabajador.

Naing Htut Aung es objeto de sanciones de EE.UU. desde marzo de 2022 por procurar armamento de compañías chinas al Tatmadaw (el Ejército birmano).

A diferencia del plácido Singapur, en Birmania más de 3.000 civiles han muerto en manos de las fuerzas armadas desde el golpe, y la productividad ha quedado diezmada: su economía se contrajo hasta el 18% en 2021, y este año el Banco Mundial prevé un crecimiento del 3%.

Pese a la debacle en su país natal, entre los más pobres del Sudeste Asiático, Naing Htut Aing mantiene a flote sus negocios en Singapur, una de las naciones con el PIB per cápita más alto del planeta.

En el registro mercantil singapurense (ACRA) figura en calidad de "activa" Xinshidai Company, una de las empresas que, según la ONG Justice for Myanmar, el birmano gestiona en la isla, detallándose que la última junta directiva fue en abril de 2022.

Justice for Myanmar es una de las oenegés que llevan tiempo denunciando que la idílica Singapur figura entre los destinos predilectos de los traficantes de armas birmanos.

Así lo afirmó también en enero el Consejo Especial de Asesoramiento para Birmania (SAC-M), formado por exdiplomáticos y expertos en el país, para el que algunas compañías suministran productos con fines armamentísticos al Tatmadaw mediante empresas pantalla e intermediarios en lugares como Singapur.

El Gobierno isleño lo niega: "Singapur mantiene una prohibición sobre la venta de armas a este país", afirmó el ministro de Asuntos Exteriores, Vivian Balakrishnan, el 14 de febrero, en respuesta al informe de SAC-M.

Secreto bancario y sanciones

Pero la negativa de Singapur, gobernado de forma semiautocrática por el Partido de Acción Popular (PAP) desde su independencia de Malasia en 1965, no convence a todos.

"Singapur es un centro financiero crucial para los asociados de la junta", dice a EFE Yadanar Maung, portavoz de Justice for Myanmar.

Otro traficante de armas birmano sancionado por EE.UU., Tay Za, mantiene supuestamente residencia en una urbanización junto al mar en Sentosa (isla de Singapur), según varias publicaciones, mientras una subsidiaria de su empresa Htoo Group, Pavo Trading, tiene su sede en Raffles Place, la zona financiera, según ACRA.

Entre los factores que contribuirían a que empresas y "asociados" de la junta birmana elijan establecerse en Singapur destaca el celo con el que el país protege su sistema financiero: la isla ocupa el quinto puesto en el ránking de las naciones con mayor nivel de secreto bancario del mundo, según la ONG Tax Justice Network.

"Los bancos de Singapur se han utilizado para comprar armas para Birmania en los mercados internacionales", remarca Maung.

Un secreto a voces en la isla, dice a EFE Ja-Ian Chong, experto en política exterior de la Universidad Nacional de Singapur, quien añade que, "de probarse que individuos sancionados están en Singapur y llevan a cabo actividades en favor de la junta bajo connivencia de las autoridades, entonces la ciudad-Estado podría estar violando algunas de las sanciones (que la Unión Europea, EE.UU. y otros países han impuesto contra Birmania tras la asonada)".

Negocios en otros sectores

Al margen de la situación actual, la relación entre Singapur y Birmania viene de atrás, fortaleciéndose durante la transición democrática birmana (2011-2021), hasta el punto de que en 2019 la ciudad-Estado arrebató a China el puesto de principal inversor del país, con Pekín aún el principal socio comercial de Naipyidó.

Mientras multinacionales como Nestlé -la última en anunciar sus planes- reducen o concluyen su presencia en Birmania, Singapur , conocida como la Suiza asiática, ejerce de base de compañías internacionales para invertir allí en proyectos de infraestructura o en el sector del gas y el petróleo, la mayor fuente de ingresos en divisa extranjera de la junta.

"Singapur tiende a no ver los negocios como una forma de intervención, aunque tengan el efecto de apoyar a uno de los bandos de un conflicto, como es el caso de Birmania", asegura Chong.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus