25 de Feb de 2020

Internacional

Un joven rebelde herido custodia la tumba del héroe nacional libio en Suluq

El discreto mausoleo del héroe nacional libio Omar Al Mujtar, ejecutado por los italianos durante su ocupación del país en la primera mi...

El discreto mausoleo del héroe nacional libio Omar Al Mujtar, ejecutado por los italianos durante su ocupación del país en la primera mitad del siglo XX, es custodiado en Suluq (55 km al sur de Bengasi) por un joven rebelde de apenas 23 años herido en su pierna durante los combates contra las fuerzas pro Gadafi.

La ruta desde la segunda ciudad libia (1.000 km al este de Trípoli y bastión de la oposición) hasta Suluq está casi desierta a pesar de que atraviesa una de las pocas regiones de este desértico país aptas para la agricultura, con plantaciones y silos a lo largo del camino.

Suluq es un pueblo bucólico que parece detenido en el tiempo y lejos de la caótica situación que vive Libia desde hace unas tres semanas por la revuelta popular contra el régimen del líder Muamar Gadafi.

La tumba de Al Mujtar (1862-1931), en mármol, se encuentra en una pequeña explanada que tiene al fondo una gran foto del héroe libio y la bandera roja, negra y verde de la revolución contra Gadafi pintada sobre un muro.Llueve y hace un frío invernal en Suluq.

El completo del mausoleo está desierto. Desde una caseta junto al mausoleo emerge un joven con gorra, campera y pantalón militar. Tiene una kalashnikov en su mano y uno de sus pies vendados.

"Estoy aquí desde el principio de la revolución. Somos 4 ó 5 personas que custodiamos el mausoleo. Yo soy el único que está acá en forma permanente por mi herida. El resto va rotando", cuenta Ibrahim, de 23 años, a la AFP.

Según relata, este joven oriundo de Suluq fue herido cuando "mercenarios con armas" intentaron tomar el lugar a mediados de febrero, en el inicio de las protestas populares contra Gadafi.

Cuando se le pregunta lo que piensa sobre Al Mujtar, Ibrahim parece enojarse: ¿Qué tipo de pregunta es esa?", dice primero, antes de señalar que el héroe es "una fuente de inspiración para la revolución" contra Gadafi.

Asegura además que "mucha gente viene" al mausoleo. "Hoy no hay nadie porque hace frío y llueve", agrega.Especialista del Corán, Omar Al Mujtar lideró durante casi veinte años, a partir de 1912, la resistencia de los libios contra la colonización italiana (1911-1945).

La lucha de Al Mujtar llegó a su fin en septiembre de 1931 cuando fue capturado, juzgado en tres días y ahorcado el 16 de ese mes delante de sus seguidores en el campo de detención de Suluq.

Su historia ha inspirado la película "El león del desierto" (1981), dirigida por el cineasta sirio-norteamericano Mustafa Akkad y con Anthony Quinn en el rol de Al Mujtar.El filme fue financiado parcialmente por el propio Gadafi, que trasladó el monumento conmemorativo del héroe libio a su actual emplazamiento en 2001. Hasta entonces se encontraba en Bengasi.

El retrato de Al Mujtar decora los billetes libios de 10 dinares y la misma imagen que ve en su mausoleo, y que muestra al héroe con una túnica blanca y un bastón, se encuentra en la entrada del centro de prensa instalado por el Consejo Nacional opositor en el centro de Bengasi.