Temas Especiales

14 de May de 2021

Internacional

Cuba: familias de víctimas de atentados indignados por absolución de Posada

Familiares de las víctimas de atentados de cuya autoría es acusado el ex agente cubano de la CIA, Luis Posada Carriles, expresaron este ...

Familiares de las víctimas de atentados de cuya autoría es acusado el ex agente cubano de la CIA, Luis Posada Carriles, expresaron este domingo en La Habana su indignación porque fue absuelto en un juicio en El Paso, Texas, de los cargos por perjurio y fraude migratorio.

"No hay justicia, no hay justicia. Tengo siempre abierta una esperanza de que se hará justicia", dijo el italiano Giustino di Celmo, padre de un joven italiano que murió durante una ola de atentados en hoteles y otros centros turísticos de La Habana en 1997.

Familias de las víctimas de la voladura de un avión comercial cubano en 1976 reaccionaron dolidos y acusaron a Estados Unidos de "doble rasero" y de amparar al anticastrista.

"Es indignante. Dicen que son portadores de los derechos humanos. Al contrario, son los terroristas más grandes que tiene la humanidad, lo están demostrando", dijo Ileana Alfonso, hija de un miembro de la delegación del equipo de esgrima cubano que murió en el ataque a la aeronave.

Haymel Espinosa, hija del copiloto del avión Miguel Espinosa, manifestó que las familias lamentan que Posada "todavía no haya podido ser enjuiciado por lo que es: un verdadero terrorista".

"Con esta decisión, el gobierno de Estados Unidos pone al descubierto su doble moral al tratar de enjuiciar a un terrorista como una persona libre de todo cargo", comentó.

En un comunicado, las autoridades cubanas calificaron de una "desvergüenza" y un "insulto" la declaratoria de inocencia, y acusó a Washington de amparar a quien considera el "Osama Bin Laden de Latinoamerica".

Cuba acusa además a Posada Carriles de ser el cerebro de los atentados con bombas a hoteles cubanos en 1997, en los que murió un turista italiano, y de planear asesinatos contra Fidel Castro, como el intento descubierto durante la Cumbre Iberoamericana de Panamá en 2000.

Posada Carriles, de 83 años, fue juzgado en Texas en un proceso que duró tres meses por haber mentido en su audiencia de solicitud de asilo político en 2005, cuando negó su participación en los atentados en La Habana.

El gobierno y familiares de las víctimas lamentaron que mientras Posada está libre cinco agentes cubanos están presos desde 1998 -condenados bajo cargos de espionaje- por "buscar información sobre las acciones de los terroristas de origen cubano".