Temas Especiales

16 de May de 2021

Internacional

Incendio en edificio de Beijing deja 17 muertos

BEIJING - Al menos 17 personas murieron y otras 24 resultaron heridas en un incendio declarado hoy lunes por la mañana en un edificio d...

BEIJING - Al menos 17 personas murieron y otras 24 resultaron heridas en un incendio declarado hoy lunes por la mañana en un edificio del distrito de Daxing, en el sur de Beijing, informó la policía municipal.

Nueve hombres y ocho mujeres fallecieron en el incendio mortal más grave registrado en la capital china en los últimos nueve años.

La mayoría de los fallecidos eran trabajadores migrantes que se alojaban en el edificio, precisó Wang Xin, subsecretario del comité distrital de Daxing del Partido Comunista de China.

Entre los 17 fallecidos había 13 trabajadores de un taller ilegal de confección y el resto eran inquilinos del edificio, de cuatro pisos. Once de los muertos dormían en la planta baja.

Los 24 heridos, entre ellos un niño, fueron trasladados inmediatamente a hospitales locales. Diez de ellos se encuentran en estado grave, informó He Lixin, vicepresidente del hospital You'anmen.

El incendio se declaró sobre las 1:00 horas del lunes en la aldea de Jiugong y fue extinguido a las 2:00 horas.

De acuerdo con funcionarios locales y testigos, el incendio se originó en el taller de confección. Las personas que quedaron atrapadas intentaron escapar del edificio rompiendo las ventanas.

Las fotos del incendio muestran que las ventanas del edificio estaban protegidas con barras de hierro para evitar que entraran ladrones. Sin embargo, esta medida fue la que impidió que escaparan los empleados del taller.

"Vimos a gente saltando del edificio. Seis o siete personas en pijama se arrojaron desde el primer piso después de lograr arrancar las barras de una de las ventanas", dijo Wang Xuegang, un residente local.

"Fue una auténtica pesadilla. Algunos saltaron desde el último piso y nunca volvieron a levantarse", señaló Wang.

Los coches de bomberos no pudieron entrar por las estrechas calles de la zona y los bomberos tuvieron que cargar con las mangueras hasta el lugar del incendio.

"La planta baja estaba llena de un humo asfixiante. Mi esposa y yo no sabíamos por dónde salir y saltamos desde una plataforma del último piso", dijo Xu, que logró sobrevivir a pesar de haberse roto las piernas.

Las primeras investigaciones han revelado que el edificio fue construido ilegalmente en 2010 por un residente local de apellido Zhang. Los propietarios del taller de confección alquilaron la planta baja y los pisos de arriba fueron ocupados por trabajadores migrantes que buscaban alojamiento barato.

Los empleados del taller también se alojaban en la planta baja. Uno de los gerentes del negocio está recibiendo tratamiento médico en el hospital.

Las autoridades locales han abierto una investigación exhaustiva sobre las causas del incendio.

El secretario del Partido en Beijing, Liu Qi, y el alcalde de la ciudad, Guo Jinlong, se han desplazado al lugar del incendio para supervisar la investigación.

Este incendio mortal ha sido el más grave declarado en Beijing en los últimos nueve años.

El 16 de junio de 2002, el fuego consumió el cibercafé subterráneo "Lanjisu" y provocó la muerte de 25 personas, la mayoría de ellas estudiantes universitarios.

Tres heridos en explosión en fábrica de pesticidas

En otro incendio, al menos tres personas resultaron heridas hoy en una explosión registrada en una fábrica de pesticidas de la región autónoma zhuang de Guangxi, en el sur de China.

El accidente ocurrió a las 15:30 horas en la fábrica de pesticidas Jinsui, ubicada en la calle Yongbin de la ciudad de Nanning, la capital regional, informaron los equipos de rescate.

Los tres heridos fueron trasladados al hospital, según fuentes sanitarias.

Los bomberos lograron apagar el incendio causado por la explosión hacia las 18:00 horas cuando el fuego ya había arrasado un área de 3.000 metros cuadrados y había destruido dos almacenes.

La escasez de suministro de agua, que obligó a los bomberos a desplazarse a un estanque cercano, y la estrechez de la calle por la que se accede a la planta complicaron las labores de extinción.

La policía evacuó a los trabajadores de la fábrica y acordonó la zona, en la que estaban almacenados productos químicos en grandes cantidades.

Los análisis realizados en la planta han revelado la presencia de formaldehído y fosfina, indicaron expertos del buró municipal de protección ambiental.

Sin embargo, la concentración de estos dos gases venenosos es baja, por lo que no supone una amenaza para la salud pública, añadieron las mismas fuentes. Está previsto que se realicen más pruebas en la zona afectada.