17 de Oct de 2021

Internacional

Ex presidente de Guatemala queda libre de la cárcel

GUATEMALA - El tribunal undécimo de sentencia penal de Guatemala absolvió anoche al ex presidente Alfonso Portillo (2000-2003), quien er...

GUATEMALA - El tribunal undécimo de sentencia penal de Guatemala absolvió anoche al ex presidente Alfonso Portillo (2000-2003), quien era acusado del desvío de 120 millones de quetzales, unos 15.7 millones de dólares, del Ministerio de la Defensa.

Portillo aún tiene pendiente una solicitud de extradición girada por Estados Unidos, la cual se basa en la declaración de Armando Llort Quiteño, ex gerente del banco estatal Crédito Hipotecario Nacional, quien acusó a Alfonso Portillo de malversación de por lo menos 3.8 millones de dólares por el ex banquero estatal.

De momento el Ministerio Público dijo que apelará la resolución del juzgado y hasta que esta no quede en firme el ex mandatario quedará sujeto a arresto domiciliario y arraigo.

Sindicados de peculado y malversación, junto a Alfonso Portillo, también fueron absueltos el ex ministro de la Defensa Eduardo Arévalo Lacs y el de Finanzas Manuel Maza Castellanos.

"Me siento satisfecho y feliz de la resolución, aunque sé que esto no termina aquí y seguirá la lucha jurídica; supongo que el Ministerio Público apelará y seguiremos en la discusión", aseguró el ex mandatario.

Los jueces determinaron que las pruebas presentadas por la fiscalía no estaban completas y desestimó las declaraciones de los testigos presentados, esto ante el asombro de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), ente adscrito a la Organización de las Naciones Unidas.

Portillo indicó que al desestimarse en Guatemala la declaración de Llort, esto también afecta el proceso de extradición, el cual calificó de un "montaje" armado en Estados Unidos por la Cicig.

Portillo fue capturado el 26 de enero de 2010, en una acción conjunta entre la Cicig, el Ministerio Público y la Policía Nacional Civil. El ex mandatario estuvo prófugo de la justicia durante varios años antes de su captura.

El 18 de febrero de 2004 abandonó Guatemala dos días después de conocerse la orden de aprehensión por peculado y abuso de autoridad. Salió por la frontera hacia El Salvador, desde donde tomó un avión hacia México.

El 25 julio de 2005 la fiscalía contra la corrupción solicitó a México su extradición, y el 7 de octubre de 2008, portillo se presentó voluntariamente. El juez le fijó una fianza de un millón de quetzales. Permanecía así hasta que en 2010 huyó de nuevo y fue capturado.

La orden de aprehensión fue emitida el 23 enero 2010, debido a la solicitud de extradición planteada por Estados Unidos, por presunto lavado de 70 millones de dólares.

"No voy a estar en libertad hasta que no se resuelva la extradición", afirmó Portillo, luego de explicar su intención de volver a postularse para un cargo público, esta vez como diputado al Congreso.

Portillo es el primer ex presidente que ha sido enjuiciado por corrupción en Guatemala.